BMW suspende la producción del M550i y saca del juego antes de tiempo al M3, ambos por problemas de emisiones

Las nuevas regulaciones de emisiones europeas están obligando a la firma alemana a tomar decisiones extremas en sus estrategias para no verse involucrados en algún problema como el suscitado por Volkswagen Automotive Group con el dieselgate. Dichas acciones se refieren a detener temporalmente la producción de uno de sus vehículos y descontinuar al otro antes de lo planeado.

Según reportes, BMW se vio obligado a descontinuar de manera prematura la actual generación del M3 a partir de mayo, varios meses antes de lo planeado, ya no será fabricado ningún M3 F80. En conjunto a esta noticia, también se dio a conocer que la producción del actual BMW M550i se ha visto interrumpida, en ambos casos por el mismo motivo, la introducción de las nuevas leyes de emisiones europeas Worldwide Harmonized Light Vehicle Test Procedure (WLTP) los cuales sustituyen al antiguo NEDC a partir de septiembre del 2018.

El motor de ambos necesita un filtro especial, el cuál todavía no esta listo, por lo que se ha tomado la decisión de no producir los vehículos por el momento. Para el caso del M550i el paro es temporal debido a que el coche es prácticamente de nueva generación, pero en el caso del M3, el actual se encontraba ya por cambiar de generación, por lo que ha sido mejor descontinuarlo por completo y no desarrollar un filtro para un modelo que ya va de salida.

En contraste con el NEDC, las nuevas pruebas WLTP buscan ser mas realistas y obtener datos de emisiones derivados de conducciones de manejo reales y dádo que la fecha limite para cumplir con dichas normas es el primero de junio, BMW ha tomado esta decisión al saber que no tendría sus vehículos listos para la fecha límite.