BMW i5: la marca tendría una SUV eléctrica y autónoma para el 2021

En agosto de este año algunos medios reportaron que la marca germana de BMW estaba trabajando en el desarrollo de un nuevo vehículo de movilidad eléctrica y sistemas de conducción autónoma para el 2021, bajo el concepto de Project iNext.

El día de hoy, la revista Autocar reporta, además, que este proyecto corresponderá a una SUV totalmente eléctrica. De acuerdo con este medio, BMW está trabajando en el diseño de una próxima camioneta que sea capaz de acomodar sin problemas de espacio todo el layout eléctrico requerido, además de que, según la fuente, es un segmento con mayor demanda y mejores márgenes ganancia.

También es verdad que la llegada de la división i de BMW sentó un gran precedente y marcó claramente un destino de innovación y tecnología, pero en realidad son solo dos los modelos que ofrece y eso puede que la haga “perder” un poco de empuje hacia el exterior. De ahí que no suene nada descabellado lanzar y pronto, más opciones bajo esta división.

Son tal los rumores, que ya han salido varios renders de diferentes medios que permiten imaginar cómo se vería esta i5, según reporta BMW Blog y a raíz de la fuga de algunos temas de patentes que está registrando la marca.

Ian Robertson, cabeza de ventas y marketing de BMW comentó a Autocar que “la marca i está concebida y planteada para trabajar con ella a largo plazo, y aunque el mercado de autos eléctricos está emergiendo, vemos que los clientes están entendiendo de qué se trata. Mejor aún, el 80% de nuestros clientes de la marca i, son nuevos en BMW”, explicó Robertson.

Conoce el nuevo Mini eléctrico que la marca quiere lanzar en breve

El vocero no quiso comentar ni negar sobre si el Project iNext sería o no una camioneta, sin embargo, de acuerdo con Automobile Mag, este proyecto ofrecerá un auto completamente autónomo para 2025.

De hecho, la marca alemana ha confirmado que, para el 2021 tendrá vehículos autónomos en China, después del trabajo que ha estado llevando a cabo con la empresa Mobileye, un proveedor anterior del sistema Autopilot de Tesla, y con Intel para desarrollar sus propios vehículos autónomos.

La idea de BMW no es tan descabellada, pues buscar mercado en un segmento que históricamente, desde su salida, ha sido exitoso en ventas y márgenes de ganancia, puede permitirle ser mucho más exitoso, a pesar de que hoy día, el mercado de los autos eléctricos solo representa el 1% de las ventas globales mundiales.