BMW i y BMW Motorsport comprometidos con el campeonato Fórmula E de la FIA

Este año, la Fórmula E celebra su tercera temporada consecutiva ante los reflectores del deporte motor mundial. BMW i continúa siendo el “Socio Oficial de Vehículos”. Desde la temporada inaugural, el BMW i8 Safety Car ha tomado la pista en la Fórmula E como un vehículo eficiente y de alto rendimiento. Así como el eléctrico i3, como el “Vehículo Médico” y “Vehículo del Director de la carrera”, en algunas de las ciudades más grandes del mundo.

El Consejo de Administración de BMW AG decidió realinear de forma estratégica sus actividades de automovilismo deportivo en 2016. Al hacer esto, la empresa está estableciendo el curso para un futuro programa de automovilismo de BMW Group que es tan extenso como diversificado. Los compromisos incluyen a BMW M, BMW i y MINI; el eje rector para el desarrollo de los vehículos y su inclusión en carreras se unirán en BMW Group Motorsport.

Desde hace décadas, BMW ha desarrollado numerosos prototipos que le han permitido acumular conocimientos en tecnología de propulsión alternativa, iniciándose en los autos eléctricos con el BMW 1602 del año 1972. Al paso del tiempo, la empresa se ha replanteado nuevas soluciones para crear vehículos con un menor consumo de combustible y baja generación de emisiones.

En el año 2015 BMW Group introdujo al mercado el primer tren motriz híbrido conectable (PHEV), en su gama de vehículos ya existente: el BMW X5 xDrive40e. Esta nueva gama de vehículo cuenta con la tecnología eDrive proveniente de BMW i, y llegan al mercado bajo la denominación BMW iPerformance. Esta tecnología llegó a México en 2016 con el BMW X5 xDrive40e y el BMW 330e, ambos con tren motriz híbrido conectable (PHEV). Los vehículos BMW i Performance son compatibles con los servicios de BMW i y ConnectedDrive de BMW.

Desde 2015, BMW es la marca con vehículos híbridos conectables más exitosa en el sector Premium, ya que tan solo en 2016, se colocaron 62,255 automóviles BMW i. Es interesante ver los resultados, pues durante el año pasado, se vendieron en todo el mundo, más BMW i8 que cualquier otro vehículo deportivo hibrido producido por otros fabricantes. El BMW i8 superó incluso a los conceptos tradicionales de autos deportivos. La división eléctrica de la marca representó en 2016 más del 3% de las ventas globales de BMW Group y 8% de las ventas en México.

La tecnología BMW i también se transferirá al MINI PHEV en 2017, al MINI BEV en 2019 y al BMW X3 BEV en 2020.  Además, se han anunciado los siguientes modelos de BMW i: el BMW i8 Roadster y el LCI del BMW i3 para el 2018 y el BMW iNEXT, un vehículo totalmente autónomo, para el 2021.

La sustentabilidad siendo un pilar primordial para BMW Group, buscará permear estas tecnologías de movilidad limpia al resto de su gama, con el objetivo de lograr que las emisiones mundiales de CO2 disminuyan al nivel de 1995 para el año 2020 y se reducirá el consumo de recursos (energía, agua, residuos, disolventes) por vehículo producido en un 45% para 2020 (año base 2006).

El enfoque en el automovilismo deportivo basado en los modelos de producción, el cual se decidió en 2009, se intensificará aún más. Por ello, BMW también trabaja de cerca con el equipo del mítico Michael Andretti. La cooperación con Andretti Fórmula E se estableció inicialmente para dos temporadas. Ésta incorpora, por ejemplo, la cooperación a nivel de ingeniería y el uso mutuo de recursos. Como parte de este compromiso, BMW Motorsport proporcionará a su piloto Antonio Félix da Costa como un piloto para Andretti Fórmula E. El portugués, quien se ha colocado en el lugar más alto del podio del DTM con BMW y que ya ha probado la victoria en la Fórmula E, competirá en la temporada actual de la Fórmula E.