BMW anuncia que no asistirá al Salón de Detroit 2019

A pesar de la gran importancia del mercado americano para las armadoras europeas, BMW se suma a Mercedes-Benz en retirar su participación oficial en el NAIAS de Detroit, el salón más importante del mercado americano.

Detroit es considerada como la sede del mercado automotriz americano. Las tres grandes armadoras americanas, se encargaron de consolidar al NAIAS (North American International Auto Show) como el salón americano por excelencia. Múltiples lanzamientos globales han sucedido bajo el techo del Cobo Hall, de Detroit al norte del vecino país. Sin embargo, para distintos fabricantes, en su mayoría europeos, han comenzado a prescindir con su presencia en el evento anual. En este caso es BMW.

Hace algunas semanas, Mercedes-Benz anunció que no asistirá a la edición 2019 del Salón de Detroit, incluso después de presentar a la renovada Clase G en exclusiva dentro del salón de este año y de contar de manera tradicional con un amplio piso de exhibición dentro del evento.

BMW hizo lo propio, anunció que no asistirá al evento estadounidense, después de presentar la versión final de producción de su nuevo crossover X2 y la versión convertible del eléctrico i8, este mismo año, argumentando que constantemente se encuentran examinando su presencia en diferentes eventos y explorando plataformas y formatos alternativos para la presentación de sus modelos.

Aparentemente, la marca alemana pretendía presentar una variante deportiva de su concepto X7, que fue presentada por primera vez en el Salón de Frankfurt, pero el vehículo de exhibición resultó dañado en el transporte hacia su cita en Detroit.

Y es que no solamente BMW o Mercedes-Benz son los únicos fabricantes que han decidido no presentarse de manera oficial dentro del marco del salón. Múltiples fabricantes, la mayoría de origen europeo, no se presentaron en la edición del NAIAS de este año, como Jaguar, Land Rover, Mazda, Mitsubishi, Porsche y Volvo, quienes a propósito ganaron el “Utility Vehicle” del año con su modelo XC40.

Otras marcas si estuvieron presentes en el piso de exhibición, como Alfa Romeo, Audi, Chrysler y Dodge, pero no tuvieron presentaciones o modelos concepto y ni siquiera tuvieron una conferencia de prensa, Lo que nos habla de que no consideran al evento como un fuerte escaparate para las presentaciones globales.

El salón presenta una zona independiente del piso de exhibición, que se conoce como “la galería”, en donde podíamos encontrar exhibidos vehículos tanto de Aston Martin, Bentley, Ferrari y Porsche. Sin embargo, no forman parte de la exhibición oficial, aún y cuando Lamborghini, por ejemplo, hizo la presentación de su modelo Urus, dentro de la galería.

El reciente crecimiento de los demás salones norteamericanos, han diluido un poco la importancia del invernal evento de Detroit. Ahora contamos con el Salón de Nueva York, en donde marcas como Cadillac, se enfoca completamente por tener su sede en ese lugar. Al igual, contamos a inicios de año con el CES (Consumer Electronics Show) de Las Vegas, que en cada edición integra a un mayor número de fabricantes automotrices que presentan un sinnúmero de tecnologías y aplicaciones electrónicas de sus vehículos además de diferentes propuestas autónomas y de movilidad completamente eléctrica.

De igual manera, podemos ver a diferentes marcas hacer presentaciones globales, desde sedes que parecieran poco probables hace algunos años, un ejemplo de ello es la reciente presentación de la Volkswagen Touareg desde Shanghái, haciendo un importante señalamiento sobre cuál es el mercado más importante para dicho vehículo.

La asociación de Distribuidores Automotrices de Detroit, DADA por sus siglas en inglés, busca muchas maneras para contrarrestar la medida de los fabricantes, como por ejemplo, mover la tradicional fecha a finales de Enero hacia un más amable otoño, que junto con un mejor clima, puedan dar más tiempo entre los distintos salones y permitir asistir a las marcas a múltiples compromisos.

No obstante, el cambio de fechas hacia Septiembre u Octubre, los pondría en conflicto con los Autoshows de París y Frankfurt que se alternan los años de exhibición y el propio de Los Ángeles, que son los eventos fuertes en esa época del año.

No cabe duda que para la Asociación DADA, hallar una solución es imperante, ya que la ciudad de Detroit gastó $279 millones de dólares hace cuatro años en el Centro de Exhibiciones Cobo Center para reparaciones y mejoras a petición de la Asociación DADA.

La tendencia a la baja del Auto Show de Detroit, es algo que se viene percibiendo desde hace algunos años, y es sin duda una muy mala noticia para el comercio local, ya que atrae anualmente a más de 5,000 miembros de los medios provenientes de más de 60 diferentes países, además de 23,000 empleados de más de 2,000 compañías que inyectan una gran suma a la economía local.

Lecturas que recomendamos: