Bentley Flying Spur W12 S: El sedán de lujo con 626 caballos y complejo de superauto

El más pequeño de los sedanes de la firma inglesa de autos de lujo acaba de recibir la versión más potente que le conocemos hasta ahora y con ello podrá superar la barrera de las 200 millas por hora de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.2 segundos, características a las que ya estamos acostumbrados en superautos ligeros de motor central pero que resultan extraordinarias y difíciles de entender en un gran sedán de más de 5 metros de largo y con 2 toneladas de las mejores maderas y pieles en su interior.

El Flying Spur recibió mejores en el motor W12 biturbo de 6.0L que aumentaron en 10 los caballos de fuerza y le permitieron ganar también 15 libras-pie de torque adicionales para alcanzar la increíble cifra de 605lb-ft. Para aquellos que no estén familiarizados con la configuración de los cilindros en ‘W’, podemos decirles que es la misma configuración que encontramos en el automóvil más rápido del planeta y que, básicamente, consiste en unir dos motores en ‘V’, de 6 cilindros en el caso de los W12, en el mismo cigüeñal. No todas las modificaciones relacionadas con el desempeño ocurrieron bajo el cofre pues tantos caballos salvajes debían ser domados, por eso es que los ingenieros retocaron la suspensión y los parámetros del control electrónico de estabilidad para hacer al auto más ágil -sí, leíste bien, un enorme sedán de más de dos toneladas es ágil- y responsivo a altas velocidades

También hay cambios estéticos que podrán o no ser del agrado de algunos pero que en nuestra opinión le dan un aspecto siniestro al exterior del coche, con detalles en color negro brillante alrededor de los faros, calaveras, parrilla frontal y tomas de aire inferiores. Adicionalmente, los rines de 21 pulgadas también van pintados en el mismo color negro para sumar a ese exterior agresivo y dar un contraste especial con otros detalles terminados en el mismo color. Los cambios en el interior son más modestos y se limitan a inscripciones ‘W12 S’ bordadas en las cabeceras de los asientos y configuración de doble tono que puede ser combinada con los colores del exterior como se muestra en las imágenes.

No esperemos que lleguen a México como autos de serie, porque la realidad es que se harán muy pocos en todo el mundo, sin embargo, si estamos seguros de que si el cliente en nuestro país lo pide y tiene la cantidad de dinero suficiente para pagarlo, Bentley con gusto lo llevará personalizado a la puerta de su casa.

Precio estimado: $600,000 dólares

Motor:

W12 6.0L biturbo; 626hp y 605lb-ft

Transmisión:

Automática; 8 velocidades

Aceleración 0-100km/h: 4.2 segundos

Velocidad máxima: 325km/h