Bentley Flying Spur 2020: la tercera generación cargada de lujo y tecnología

La tercera generación del Bentley Flying Spur cambia prácticamente todo, menos los caballos de fuerza.

La nueva generación del Bentley Flying Spur se ha dado a conocer con una renovación que podíamos adelantar desde la presentación del Continental GT.

Este vehículo echa mano de la nueva plataforma con una distancia entre ejes más larga, además de un nuevo diseño, más tecnología y mejoras en cuanto al lujo.

Lo único que no cambia en este modelo es el tren de poder, pues encontraremos el motor W12 de 6.0 litros con 626 hp que encontrábamos en la segunda generación de este sedán lujoso. Sin embargo, el torque ha visto una mejora y pasó de las 605 a las 644 lb-pie de par.

Este motor se empareja a una caja automática de 8 velocidades y es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3.7 segundos, medio segundo más rápido que la generación pasada. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 333 km/h.

La plataforma MSB que alberga a este modelo es la misma que encontramos en el Porsche Panamera, que permite crecer casi 15 centímetros la distancia entre ejes, lo que se traduce en un mejor manejo y confort para los ocupantes de la parte posterior.

La suspensión también ve una mejora gracias a la asistencia de 48 volts, que ayuda a configurar la rigidez de las barras estabilizadoras y altura de la unidad dependiendo de la velocidad. Otro elemento tecnológico importante es la dirección en las 4 esquinas para reducir el radio de giro en velocidades bajas o mejorar la agilidad en situaciones de manejo deportivo.

Dependiendo del modo de manejo, se podrá mandar hasta el 100 por ciento del par al eje posterior, 31 por ciento de la potencia a las ruedas delanteras y el resto en la parte trasera o repartirse 53/47 en el modo confort.

Estéticamente, la parte delantera cuenta con una parrilla más grande, con un cuerpo de iluminación similar al Continental GT. El tramado en la parrilla vertical es un homenaje al Bentley S1 de 1957 y en la parte baja encontramos iluminación antiniebla rodeada de detalles en aluminio.

Los rines que encontraremos de serie son de 21 pulgadas, pero se puede pedir como opcional un juego de 22 pulgadas en las versiones Mulliner Spec.

Por la parte trasera, las calaveras tienen un diseño en forma de “B” y el área para la placa se ha movido al parachoques para dejar solamente el nombre de la marca y el logotipo en la tapa de la cajuela y dar una imagen más limpia.

Por dentro tendremos un cluster digital que se empareja con una pantalla de 12.3 pulgadas que se puede esconder con el toque de un boton detras de unos medidores análogos por si lo que quieres es tener un look más elegante en el habitáculo.

En la parte baja de la consola central se añadieron un par de puertos USB y un panel de carga inalámbrico para celulares.

Los asientos forrados en piel de alta calidad tiene un nuevo diseño de costura con forma de diamantes en 3 dimensiones. En el catálogo de opcionales podremos encontrar un techo panorámico, paneles de las puertas forrados en alcántara e iluminación ambiental de 7 colores diferentes.

Los asistentes de manejo incluyen alerta de punto ciego, asistente de mantenimiento de carril, visión nocturna con detección de peatones y frenado autónomo de emergencia.

Los ocupantes pueden tener 3 opciones de sonido: la primera es un sistema con 10 bocinas de 650 watts, la segunda está firmada por Bang & Olufsen y cuenta con 16 bocinas; la última opción es marca Naim Bentley, de 2,200 watts con 19 bocinas y subwoofer.

Las agencias de la marca comenzarán a tomar órdenes del Bentley Flying Spur 2020 a partir de otoño de este año, y se puede llenar un registro en su sitio web.

Con la reciente llegada del Bentley Continental GT a suelos mexicanos, no podríamos descargar que este modelo llegue a formar parte de la oferta para la compra de autos en México.

Ahora lee: