BAIC podría usar el chasis y motores del anterior Mercedes-Benz Clase E para su nuevo sedán mediano

Las armadoras han compartido componentes mecánicos por años, resulta muy conveniente porque, desarrollando ciertos componentes básicos en conjunto, es posible amortizar los costos del desarrollo más rápidamente. Chrysler actualmente usa en sus autos algunas piezas de FIAT y sus sedanes tope, los Charger y 300 usan el chasis de los Mercedes-Benz Clase E de anterior generación. Ford y Mazda también compartieron motores y transmisiones durante la década pasada. En fin, las posibilidades son infinitas y según el reporte que nos llega desde Automotive News China, la recién llegada marca china BAIC podría usar próximamente los chasis y motores de la anterior Clase E para un sedán mediano y no nos sorprendería que una vez en el mercado chino, esperado para 2018, hiciera su arribo a nuestro país unos meses más adelante.

Mystery Shopper: BAIC Picacho y el primer contacto con el X25 SUV

Sabemos del acuerdo de colaboración que existe entre Daimler (la marca padrina de Mercedes-Benz) y BAIC, y también sabemos que el interior del X25 fue diseñado por Mercedes-Benz y que de ahí viene el innegable parecido entre el interior del modelo chino y los modelos compactos de la firma germana. También se puede apreciar claramente que el D20 hatchback usa líneas muy similares a las que veíamos en la anterior Clase B.

No solo usarían el chasis, sino que los motores serían también de origen Daimler, un 1.8L turbocargado de cuatro cilindros y otro V6 de 3.0L atmosférico, este último fue el motor que Mercedes montó en el C280 de anterior generación y en la GLK para nuestro país y que ahora ha sido reemplazado por mecánicas turbocargadas de 2.0L con 184, 211 y 241hp en los C200, C250 y GLC300 respectivamente.

Análisis especial: La historia del Mercedes-Benz Clase E

En Autología vemos este acuerdo con buenos ojos porque podríamos tener un auto de tracción trasera con motores probados y eficientes por un precio razonable, no obstante, no quisiéramos que el diseño del nuevo sedán de BAIC pudiera ser en demasía parecido a lo que vimos en los sedanes de Mercedes-Benz. Esperamos que el diseño, tanto interior como exterior, proponga cosas nuevas, sumando una propuesta interesante al mercado mexicano por un precio atractivo. Esa entonces será la clave, tomar mecánicas prestadas no es una práctica negativa, pero el éxito del nuevo auto misterioso de BAIC recaerá en la capacidad de los diseñadores para innovar e imprimirle un ADN y un carácter único al auto en lugar de copiar el diseño prácticamente tal cual era en la anterior Clase E y cambiar únicamente algunos detalles ligeros.