Autoshow de Frankfurt 2015: Porsche Mission E Concept

Renovarse o morir, aunque, mejor dicho en esta ocasión, ir acorde con lo que parece será el futuro de la movilidad deportiva, por lo menos para Porsche.

Este sedán de cuatro puertas sienta las bases del próximo deportivo eléctrico para la marca de Stuttgart, es arriesgado en todo los sentidos: líneas nuevas para un Porsche y completamente electrificado, con una autonomía nada despreciable de 500 km, 590 caballos, velocidad máxima limitada a 250 km/h y un 0 a 100 km/h en menos de 3.5 segundos; 12 segundos si queremos alcanzar la barrera de lo 200 km/h. Alucinante de verdad.

Para conseguirlo, echa mano de dos motores eléctricos con un layout más o menos similar a lo que presenta el modelo de carreras, el prototipo 919 Hybrid LMP1 (que ganó recientemente las 24 Horas de LeMans) y que incluye tracción integral y dirección en las cuatro ruedas (al estilo del 911 GT3). Para cuidar su peso emplea aluminio y muchos polímeros plásticos reforzados con fibra de carbono; incluso los rines son de fibra de carbono.

De la mano con esta evolución en diseño y layout eléctrico, Porsche debuta un sistema de recarga de 800 voltios para permitir que el 80% de la batería del Mission E se recarga en tan solo 15 minutos, aunque será necesario encontrar estos centros de recargar. ¿Acaso Porsche dibuja también el futuro de las “electrolineras”?