Auto demo, ¿qué tanto puedes ahorrar comprando uno?

Un auto demo puede ser una alternativa interesante de compra, con poco kilometraje y garantía de fábrica pero, ¿vale la pena?

Cuando llega el momento de comprar un auto siempre llega la duda de si será posible encontrar un precio más bajo por el mismo coche.

En muchos de los casos la respuesta es que sí, no obstante, los vendedores ofrecerán un auto demo, que generalmente tienen muy poco kilometraje y son los que el concesionario usa para que los clientes hagan una prueba de manejo previo a la decisión de compra final.

Desventajas

Comúnmente, estos autos son únicamente la versión tope de la gama, por lo que no es posible elegir el grado de equipamiento que deseamos, ni el color o la transmisión, hay una sola unidad disponible y será esa con la que nos quedemos si decidimos adquirir el auto demo en lugar de uno nuevo.

Perder la posibilidad de elegir nuestro auto tal cual lo queremos es una clara desventaja al momento de hacer una compra de auto, muy parecido a comprar un seminuevo convencional.

Otro factor a considerar es que los autos demo pueden tener algunos detalles menores en pintura o en el interior: un pequeño abollón o una mancha en la vestidura, por ejemplo. Debemos entender que no es un auto totalmente nuevo y será difícil que la concesionaria nos lo entregue reparado, pues compramos lo que vemos y apreciamos, no más y no menos.

Los kilometrajes con los que se anuncian la mayoría de ellos son bajos, es extraño encontrar uno de estos autos con más de 5,000 kilómetros pero dado que son autos que sirven para prueba, debes tener en cuenta que son kilómetros de uso rudo. En ellos se realizan aceleraciones a fondo y frenadas de emergencia desde que son nuevos, por lo que no es extraño que algunos de los componentes mecánicos cuenten con ciertos desgastes irregulares, tal como las llantas, rines, motor, embrague y frenos.

Ventajas

Son coches que tienen un uso, pero a diferencia de un auto usado, siempre salen con la garantía de la fábrica. La factura también es la de la agencia y saldrán facturados a nuestro nombre sin haberse matriculado anteriormente por lo que, a pesar de ser usados, ante la ley, nosotros seremos los primeros dueños y eso beneficia el valor de reventa cuando llegue el momento de cambiarlo por otro.

El principal punto a favor de un auto demo es el precio, y en soloautos encontramos varios ejemplares en venta de diferentes segmentos. Existen auto demo para muchos bolsillos, desde un sedán subcompacto de entrada hasta un sedán mediano para uso familiar o un coupé deportivo de lujo.

Aparece, por ejemplo, un Chevrolet Aveo LTZ Paq. F 2019 con transmisión automática, cuyo precio de lista es de 277,400 pesos. En este caso, el ejemplar demo tiene solamente 4,978 km en el reloj, pero se consigue por 245,000 pesos, un 12 por ciento de descuento respecto a la misma unidad con 0 km.

También de Chevrolet tenemos al Cavalier LT Paq. B con caja automática, cuyo precio de lista es de 307,500 pesos. Este auto demo no es una versión tope de gama, y se encuentra disponible para compra por 269,000 pesos, es decir, con el mismo 12 por ciento de descuento por 4,211 km de uso.

Evaluando un nicho más arriba, con sedanes medianos generalistas, tenemos a un Toyota Camry 2019 en versión LE de acceso. La propuesta es sumamente interesante, porque accedemos a un auto amplio, seguro y confiable por el precio de compactos menos sofisticados. Este Camry tiene un precio de lista de 420,500 pesos, pero por haber sido usado como auto demo por 1,556 km, el precio se reduce hasta los 369,000 pesos.

Hablaremos de uno de los auto demo más atractivos que se encuentran disponibles para venta en soloautos. Se trata de un Peugeot 301 Allure a gasolina y con caja automática. El precio de lista es de 300,900 pesos, pero este ejemplar con solo 700 km de uso cuesta 249,900 pesos, o sea, un descuento del 17 por ciento. Pensemos en lo que esto representa, pues por el precio de un auto menos refinado y seguro puedes acceder a una versión tope de gama del 301, con cuatro bolsas de aire, control de estabilidad y un completo equipo de confort. Además, también hay unas versiones a diésel del Peugeot 301 disponibles como demo por prácticamente el mismo precio si lo tuyo son los largos trayectos en autopista con consumos de hasta 30 km/l.

Finalmente, hablaremos del espectro Premuim en este ecuación, y es que con los autos de lujo también existen este tipo de unidades que las concesionarias utilizan para poder mostrarle a los clientes todas las bondades de su producto frente a la competencia. Una Audi Q5 45 TFSI S-Line quattro con 0 km tiene un precio de lista de 959,900 pesos, pero esta unidad a la venta con tan solo 100 km de uso cuesta 839,000 pesos. Es decir, un ahorro de 120,000 pesos o lo que es lo mismo, un 13 por ciento menos, solamente por haberse usado 100 km.

Entonces, ¿valen la pena?

Es relativo, creemos que sí vale la pena buscar y adquirir un auto demo siempre y cuando se encuentre en buenas condiciones y el trato sea favorable, es decir, si el descuento no es muy grande, recomendamos optar por un vehículo nuevo con 0 km, pero si, como en estos ejemplos, el ahorro respecto al nuevo es importante, no debería haber problemas al largo plazo ya que la garantía es la misma.

Verifica siempre el estado físico del auto y haz una prueba de manejo tan extensa como sea posible antes de comprar, cerciórate de que no aparezcan ruidos anormales al frenar, virar o acelerar y de que los faros, sistema de sonido y climatizador funcionan con normalidad, esto para asegurarte de que el dinero que estás ahorrando con la compra no tendrá que gastarse más adelante en reparaciones.

Teniendo en cuenta que la garantía se mantiene, echa un ojo especialmente a aquellas piezas de desgaste que la garantía no cubre, como el funcionamiento del embrague o el estado del sistema de frenos.

Todas las marcas cuentan con pólizas de garantía extendida como opción, trata de negociar para que te la incluyan con la compra y con ello, estarás protegiendo tu patrimonio.

Ahora lee