Audi y Airbus ponen en marcha su plan para ofrecer un taxi volador, ahora con permiso del gobierno alemán

En conjunto con el fabricante de aeronaves Airbus, Audi planea el desarrollo de la movilidad eléctrica y autónoma, esta vez en el aire.

A pesar de que hemos estado esperando la llegada de los automóviles voladores desde hace bastante tiempo, la mayoría de las aplicaciones parecen muy distantes para su introducción al mercado de consumo, debido a su pobre viabilidad o la complejidad que representaría su adopción dentro de las congestionadas ciudades alrededor del mundo. Sin embargo, Audi apuesta junto con Airbus y el gobierno alemán, para el desarrollo de una alternativa viable para ofrecer una conducción autónoma aérea.

Con el acelerado avance de la tecnología de conducción autónoma, la implementación de un servicio de taxi aéreo autónomo parece más prometedor que nunca, por lo que tanto Audi como Airbus, han formado una alianza para desarrollar una alternativa voladora que satisfaga los problemas de congestionamiento de las urbes alrededor del mundo.

Ahora el gobierno alemán se ha unido a la causa y ha concedido permiso a ambos fabricantes para realizar las pruebas que permitan un desarrollo pronto de dicha tecnología.

Ambos fabricantes ya han desarrollado un prototipo biplaza volador, que presenta un sistema propulsor parecido a un dron para realizar su desplazamiento dentro del espacio aéreo de las ciudades.

El gobierno alemán apuesta a que, si las pruebas son exitosas, los días de caos ocasionados por el denso tráfico en las ciudades europeas, puedan llegar a su fin.

Además, con el desarrollo de este nuevo sistema de taxis aéreos, como una fuente alterna de transporte, el gobierno de Alemania pretende aumentar el potencial de la industria de tecnología avanzada del país, ubicándose como punta de lanza en la construcción y desarrollo de tecnología para la aplicación en dicho sistema de transporte.

El concepto presentado por ambas empresas se denomina Pop.Up Next y se presenta como un pequeño monovolumen con distintos rasgos de diseño de la familia de vehículos de la casa de los cuatro aros y fue desarrollado en conjunto con ItalDesign.

Hasta ahí, nada nuevo, pero la principal ventaja radica en un aditamento que posee 4 hélices de propulsión vertical como la de los helicópteros, que permite elevar únicamente a la cabina del pequeño vehículo, dejando atrás una plataforma en donde se ubican los motores y las llantas que permiten mover en tierra al automóvil volador.

Cada una de las hélices del sistema de propulsión aérea, es propulsada por un motor eléctrico de 26 hp, que a su vez se alimenta de una batería de 70 kWh de capacidad. En total, el sistema produce 214 hp que permite volar a una velocidad de 120 km/h por un total de 50 km, antes de aterrizar para recargar las baterías, en tan sólo 15 minutos.

Ahora lee