Audi S8 2020: el buque insignia debuta con 563 hp

El Audi S8 completa la familia del buque insignia de la gama, que se renovó totalmente hace dos años, pero sin las versiones de alto desempeño.

El Audi S8 ha sido tradicionalmente el referente de la marca; es el auto al que aspiras si quieres un Audi con cuatro puertas, el mayor de los lujos y un comportamiento dinámico envidiable. La nueva generación, llamada internamente D5, acaba de presentarse y hay muchas cosas que tienes que saber.

La primera y quizá la más importante es que mantiene un propulsor de ocho cilindros, en este caso con 4.0 litros de desplazamiento y turbos gemelos que le permiten alcanzar los 563 caballos de fuerza y unos brutales 590 lb-pie de par. Para la nueva generación, incorpora microhibridación cortesía de un sistema de 48V.

Como vimos en el Audi A8 55 TFSI, este sistema empareja la entrega de potencia en rangos bajos, cuando el turbocargador no genera la presión optima para maquillar el turbolag. Además, lo hace más eficiente porque va conectado al sistema Start-Stop y puede apagar el motor cuando el auto no necesita potencia a velocidades crucero.

Toda la potencia se transmite a las cuatro ruedas con un sistema de tracción integral Quattro, que presenta un diferencial deportivo específico y dirección en el eje posterior de serie. Para los compradores más radicales, hay un juego de frenos cerámicos de 16.5 pulgadas de diámetro al frente y de 14.6 en el eje posterior. De serie tiene discos de 10 pistones al frente, justo como la Lamborghini Urus.

Un chasis todavía más sofisticado

También de serie incorporará el sistema de suspensión adaptativa que eleva el auto en 50 mm al entrar en un camino irregular y trabaja en conjunto con los sensores de los asistente de conducción para adelantarse a un posible hoyo en la carretera y ajustar la suspensión. En el nuevo modo de manejo Comfort+, eleva la suspensión en 75 mm en la entrada a una curva para hacerlo más suave y natural a los pasajeros.

El exterior del nuevo Audi S8 es más afilado que el del A8 regular, con una fascia más esculpida , nuevos retrovisores laterales y unas puntas de escape deportivas, aunque manteniendo el aspecto sobrio que acaracteriza al sedán más grande la gama. Por dentro, también recibe toques muy sutiles como los asientos deportivos con el logo ‘S’ y acentos en fibra de carbono, mantieniendo el excelente sistema de infotenimiento con dos pantallas al centro y el Virtual Cockpit.

Todavía no hay tiempos de 0-100 km/h pero sabemos que estarán muy cerca de los 3 segundos y que los números oficiales serán fácilmente replicables. Tendría que formar parte de la oferta para compra de autos en México hacia finales de este año.

Ahora lee