Aston Martin ofrecerá conversión eléctrica para sus vehículos clásicos

El primer clásico que ejemplifica esta electrificación es un DB6 Vantage de 1970 y este proceso es fácilmente reversible.

Pronto, Aston Martin podrá ofrecer a los clientes una conversión un tanto interesante para sus modelos clásicos. Este proceso tendrá como finalidad ofrecer un tren de poder libre de emisiones para los vehículos antiguos y así superar estrictas normas de emisiones como el veto recién impuesto a este tipo de unidades en Madrid.

De acuerdo con la firma inglesa, lo bueno de este proceso de electrificación es que ha sido desarrollado para ocupar el mismo espacio que necesitaría un motor de combustión interna, y que además de todo es fácil revertir la conversión por si lo tuyo es la gasolina.

Esto significa que si por azares del destino encuentras como oferta para compra un DB5, pero cuenta con propulsión eléctrica y tú lo deseabas con motor de combustión interna, podrás llevarlo a una agencia de la marca para una reinstalación del motor de combustión.

Claro que esto tendrá ciertas limitaciones y contrarrestaría la inmunidad a las normas de emisiones de algunos países europeos, pero más de un purista estaría dispuesto a aceptar las consecuencias.

El primer vehículo que fue sometido a este tratamiento electrificado es un DB6 de 1970, que cambió el propulsor de combustible por un paquete de baterías y un motor eléctrico, de los cuales aún no hay datos pero se encargan de propulsar el eje posterior.

Por dentro han sido demasiado cuidadosos y han tratado de omitir cualquier elemento diferente a lo que encontramos de manera original, e incluso se las han ingeniado para esconder una pequeña pantalla que muestra la información del sistema de propulsión.

Por: Luis Vilchis

Ahora lee: