Aston Martin DB11 V8, pierde cuatro cilindros, pero sigue siendo un sueño

Pocas marcas de autos deportivos tienen el reconocimiento a nivel mundial que tiene Aston Martin, pocas combinan esa sensación de deportividad con el lujo de la forma en la que lo hace Aston Martin. El DB11 es uno de esos autos con los que todos hemos soñado, y ahora agrega a la gama un nuevo motor V8 proveniente de Affalterbach, desarrollado y usado por Mercedes-AMG en varios de sus productos.

Mercedes-AMG tiene una larga herencia por el desarrollo de motores, hechos a mano por un solo técnico que pone todo su empeño en la producción para crear una máquina maravillosa, por lo que el hecho de que este DB11 ahora cuente con la opción de montar uno de esos motores es una excelente noticia.

Ofreciendo este motor por debajo del V12, le permitirá a la marca alcanzar a nuevos clientes. Este nuevo V8 desplaza 4.0 litros y cuenta con doble turbocargador, por lo que entrega 503 caballos de fuerza, los mismos que el Mercedes-AMG C63 S, pero con 18 libras-pie menos de par motor. Con el cambio de corazón, también se reduce el peso en 110 kilogramos frente al DB11 V12. Aston Martin asegura que este cambio hace al DB11 más ágil, aparte de que se han modificado los esquemas de suspensión.

El V8 acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.0 segundos, una décima más tarde que el V12 y alcanza 300 kilómetros por hora, 20 kilómetros por hora menos que el bloque de mayores dimensiones. Estéticamente, recibe algunos cambios para diferenciarlo, con nuevos rines y tomas de aire en el cofre.