Así es el motor VR5, de 5 cilindros en V que seguro no conocías

Si pensabas que la disposición en V para motores era exclusiva de números de cilindros pares, estabas equivocado. Volkswagen vendió un exótico VR5 en Jetta, Beetle y Golf.

¿Recuerdas el propulsor VR6 de 2.8 litros que usó Volkswagen en el Passat de la década pasada? Ese motor, con 6 cilindros en V, tenía la peculiaridad de que los bancos tenían un ángulo estrecho – de ahí viene la R en la nomenclatura, Reihenmotor, línea en alemán. En lugar de disponer dos bancos de cilindros a 60 o 90 grados como es más común, los VR6 tenían usaban 15 grados, y esto les permitía empaquetar 6 cilindros en una plataforma más pequeña, en donde no hubiera habido espacio para un V6 convencional. Por naturaleza, un VR6 es más angosto que un V6 y más corto que un 6 en línea.

Las ventajas de los motores VR también vienen cuando observamos el balanceo, lo que nos da un propulsor de bajas vibraciones, además este tipo de motores no requieren de dos cabezas y trenes de válvulas como un V6, para un VR6 DOHC, basta con una cabeza y dos cámaras, lo que reduce la complejidad y con ello, el peso total.

En la década antepasada, Volkswagen creó un motor VR5 que derivaba directamente del VR6, el bloque era casi el mismo, pero con un pistón menos, y como decíamos que los VR6 son inherentemente balanceados, fue posible retirar un pistón sin que hubiera demasiadas vibraciones.

Este motor desplazaba 2.3 litros y en las aplicaciones de Beetle, Passat, Jetta (Bora en Europa), Golf e incluso en el SEAT Toledo generaba 150 hp. Con 15 grados, la primera versión de 1997 tenía 10 válvulas y se creó con miras a ofrecer algo distinto y hasta cierto punto, exótico. Se destacó por la entrega de potencia lineal, con una entrega de par notable en el rango medio que ayudaba con recuperaciones, aunque era más gastalón que otros motores cuatro cilindros.

No fue sino hasta el año 2000 que, con la llegada de la versión de 20 válvulas, se liberó todo su potencial, 170 hp y 162 lb-pie de par. Esta actualización también contó con distribución variable y un sistema de inyección variable, ganando 20 hp y 11 lb-pie de torsión, pero también mejorando notablemente los consumos.

En Europa, fue popular entre los entusiastas por su peculiar sonido, muy distinto al de los 4 cilindros de la época e incluso se consideraba que sonaba mejor que un VR6.

De forma interesante, y a pesar de tener el 5 cilindros en línea de Audi a su disposición, Volkswagen decidió partir desde cero con el nuevo bloque, ultra compacto, que ocupaba casi el mismo espacio que un 4 en línea pero disponía de más potencia.

Al mismo tiempo, Volkswagen desarrolló al motor que terminaría por matar al VR5 y que en México conocimos muy bien, el 1.8 20V Turbo, que superaba al VR5 en toda métrica y además tenía niveles de potencia modulables, por lo que pudo ser usado en las versiones intermedias de la gama con 150 hp, en los Golf GTI o SEAT León Cupra con 180 hp e incluso alcanzó a las versiones más deportivas del grupo, el SEAT León Cupra R, Audi S3 o Audi TT con 225 hp.

El legado…

De cierta forma, y aunque el motor VR5 murió, su legado continua dentro del Grupo Volkswagen, porque en 2004 salió a la venta un nuevo motor de 5 cilindros que se equipó en el Bora (Jetta Mk5) y más adelante en Beetle y Passat. Los motores de ángulo angosto también continúan, porque aunque Volkswagen ya no los llamé VR, el V6 de 3.6 litros en Passat y Teramont/Atlas tiene un ángulo angosto. Este mismo motor también se encontró en los modelos de gama alta, como Volkswagen Touareg, Audi Q7 e incluso, Porsche Cayenne.

La construcción de los VR sigue siendo la base de los motores más grandes, porque el W12 de Bentley es, en esencia, dos VR6 unidos a 72 grados, y uno de los motores más impresionantes de la historia, el W16 del Bugatti Chiron y anteriormente del Veyron, con 8.0 litros y 1,500 hp en la última iteración, consta de dos VR8s de 4.0 litros unidos. Por eso a estos motores se le conoce también como WR12 y WR16. La estructura ha permitido empaquetar 16 cilindros de medio litro cada uno en un bloque compacto, más ligero en un V16 convencional.

Ahora lee