Análisis: Kia Rio 1.0 Turbo, ¿para México?

La nueva motorización podría incorporarse a las versiones tope de gama del modelo 2019, que llegará en cuestión de meses.

Desde la presentación del nuevo Kia Rio en el pasado Salón de París de 2016, supimos que el auto tendría un motor tri cilíndrico de 1.0 litros turbocargado en los mercados europeos, pero que para nuestro país se mantendría una versión sin inyección directa del motor de 4 cilindros con 1.6 litros, ahora con 121 caballos de fuerza.

Suponemos que el factor de costos pudo haber jugado un papel importante, intentando ofrecer un auto con un muy alto nivel de equipamiento, en ese momento por debajo de 300,000 pesos en todas sus versiones. Las cosas han cambiado; en 2017, a solo unos meses del debut del nuevo Rio en México, hizo su aparición el Suzuki Swift con motor Boosterjet 1.0, y este año llegaron motores similares a la gama de SEAT Ibiza y Peugeot 208.

Además, la nueva generación del Volkswagen Polo podría llegar a nuestro país este año, y con ella regresarían las mecánicas turbocargadas de baja cilindrada, con el motor 200 TSI compartido con el SEAT Ibiza.

Entonces, el Kia Rio que se ofrece en Europa tiene dos opciones de potencia y par con el motor 1.0 T-GDI, de 100 y 120 hp con 126 lb-pie de par disponibles por debajo de las 2,000 rpm en ambos casos. Además, este motor puede acoplarse a una caja automática de doble embrague con 7 relaciones en la variante más potente.

Desde que manejamos el Kia Rio por primera vez hemos alabado los buenos modales del chasis y creemos que, aunque el motor de 4 cilindros es lo suficientemente bueno, el bloque tri cilíndrico con más par motor y menos peso sería un compañero interesante si se busca una mezcla de buen desempeño con consumos inferiores.

El motor que ya conocemos se mantendría en las versiones de entrada, como hace el SEAT Ibiza con su gama, pero también podría agregarse la versión GT Line con este propulsor para competir de frente con el Ibiza FR, sumando también un aspecto más agresivo y deportivo, con los conocidos ice cubes tomados de la Kia Sportage de mismo apellido.

De confirmarse, Kia tendría un motor turbo más en su gama, recordando que ya los ofrece en Optima, Soul, Stinger y el futuro Forte GT.

Ahora lee