Análisis futuro: Volkswagen Gol y Crossfox tendrán una nueva generación en 2019 y será desarrollada por Skoda

Según reportes de nuestros colegas de Autoblog Argentina, la marca alemana ya prepara nuevas generaciones de sus modelos subcompactos de bajo costo, entre los que encontramos a la gama del Volkswagen Gol y también al Crossfox, auto con el que comparte plataforma, motores, transmisiones e instalación eléctrica.

Estos autos todavía están basados en la plataforma PQ24 del Grupo Volkswagen, usada originalmente en el SEAT Ibiza de tercera generación (2002-2008) y la cuarta generación del Volkswagen Polo (2002-2010) que se comercializó en México brevemente a mediados de la década pasada.

Volkswagen ha estado ocupado con el desarrollo, inicio de producción y lanzamiento de sus autos para el segmento B, el nuevo Polo, Virtus y T-Cross basados en la novísima plataforma MQB-A0 e integrantes del sector alto de la categoría (220,000-290,000 pesos). Sin embargo, saben que los grandes volúmenes de ventas vienen de la parte baja del segmento, punto en donde actualmente se ubica el Gol y su versión pickup, la Saveiro.

Estos autos compiten frontalmente con modelos como el Nissan Versa en versiones de entrada (actual superventas en nuestro país), Chevrolet Aveo y Toyota Yaris (también un éxito comercial), por mencionar solamente a algunos. La actual generación del Gol llegó a México hace ya 10 años, y a pesar de los continuos rediseños, los años ya comienzan a notarse en el accesible citadino alemán.

Nuestros colegas reportan que la idea original de Volkswagen era hacer equipo con la internacional india para el desarrollo de sus modelos globales de bajo coste, pero Tata, creadora del auto de 2,500 dólares y experta en el tema, no contemplaba cumplir con las normativas de consumo, emisiones y seguridad globales, pensando únicamente en el mercado indio.

Entonces, la tarea paso a los ingenieros de Skoda que, aunque nunca ha comercializado unidades de forma oficial en nuestra región, ha desarrollado los modelos de entrada de todo el Grupo Volkswagen para el mercado europeo por años, pero con las regulaciones ya citadas siempre muy presentes.

Entendemos que estos modelos tendrían un carácter global, pudiendo producirse en mercados en vías de desarrollo para proveer movilidad accesible para las masas. Estos autos serían producidos en India, Sudamérica y África con pocos cambios entre mercado y mercado, aplicando así la economía de escala para reducir los costos sin que necesariamente exista una baja calidad de armado o pobre equipamiento de seguridad.

Esta estrategia ya la han aplicado otras marcas, una de ellas, Ford con el Figo, que se produce en India, Europa y Brasil con cambios de acuerdo con el respectivo mercado, pero con una apariencia evidentemente similar en todas sus versiones. Otro exponente de estas prácticas es Renault-Nissan, que desarrolla modelos accesibles para todo el mundo a través de su marca Dacia.

Estos modelos de Volkswagen comenzarían a producirse en 2019, para llegar a todo el mundo en 2020, justo cuando la generación actual de Gol y sus derivados saldrían finalmente de las líneas en la planta de Volkswagen en Brasil.

Al ser modelos de bajo coste, no esperamos que sea utilizada la nueva plataforma MQB-A0 o motores TSI, pero sí mantendrán al menos el equipamiento básico aceptable de seguridad y podrían usar una versión renovada de la plataforma del SEAT Toledo, un desarrollo original de Skoda para el Rapid, producida en la planta checa de Mladá Boleslav y razonablemente moderna para albergar a esta familia de autos sin sacrificios dinámicos.

Pensando en la historia que tiene el Gol en Sudamérica, con más de 35 años ininterrumpidos de comercialización en Hispanoamérica y 10 en nuestro país, no suena descabellado pensar en que la nueva gama mantuviera el nombre al menos en esta región, aunque es posible que este varíe en función del país para adaptarse a los gustos locales.