Análisis especial: un viaje por las generaciones del BMW Serie 3

Con la llegada de la séptima generación, no podíamos dejar pasar la oportunidad de dar un repaso por la historia del Serie 3.

Sin lugar a dudas, el Serie 3 es uno de esos vehículos que pasarán a la historia como uno de los más populares, pues desde su lanzamiento en 1975 ha sabido ganarse el corazón de muchos entusiastas.

Originalmente apareció como parte de la gama de sedanes compactos en la mente de BMW, el cual reemplazaría al BMW 2002 Coupe. Hoy en día el Serie 3 es uno de los modelos más populares de la marca y de acuerdo con números, este modelo por sí solo representa más del 25 por ciento de sus ventas globales.

Primera generación: Serie 3 E21 (1977-1983)

El primer BMW Serie 3 vio la luz del día como modelo 76 en Europa y 77 en America, el cual tenia el nombre de 320i y bajo el cofre tenía un motor de 2.0 litros 4 cilindros con 110 caballos de fuerza dirigidos al eje posterior.

Este modelo fue colocado como el mejor sedán del mundo de acuerdo a varias revistas europeas del momento y se dejaría de producir en 1983 con 4 modelos en el catálogo: 316, 318, 320 y 320i. De acuerdo a cifras internas se comercializaron un total de 1,4 millones de unidades de el Serie 3 E21.

Segunda generación: Serie 3 E30 (1983-1991)

Quizá una de las más recordadas y amadas por los entusiastas de BMW es la generación E30, pues dio paso a uno de los vehículos más icónicos de la historia, el primer M3. Sin embargo, los modelos convencionales también fueron de gran aceptación, teniendo como opción más potente un motor de 168 hp y 164 lb-pie de par, que podía ir de 0 a 100 km/h en 7.4 segundos.

Para la generación E30, BMW realizó un rediseño estético no tan arriesgado, con mejoras en cuestiones de aerodinámica y refuerzos en la resistencia de la carrocería para soportar mayor potencia. Su salida del mercado se daría a inicio de los noventas para dar paso a una generación más moderna que se adaptara a las necesidades del momento.

Tercera generación: Serie 3 E36 (1991-1998)

El Serie 3 E36 emergió como un modelo moderno y más sofisticado, con un diseño más redondeado y una distribución de peso perfecta del 50/50 en ambos ejes. El motor de 3.0 litros 6 cilindros de 24 válvulas hizo su debut en esta generación con 189 caballos de fuerza. Para esta entonces ya se contaba con un total de 13 opciones diferentes del Serie 3, incluidas carrocerías coupé y convertible.

Otro de los cambios interesantes fue que el Serie 3 se despidió del esquema de suspensión trasero de eje semirrígido para recibir a un juego de enlace multipunto en forma de Z, que le venía bien en situaciones de curvas pues no perdía tracción a altas velocidades y dotaba al usuario de un manejo más confiable y cómodo.

Cuarta generación: Serie 3 E46 (1998-2006)

La generación que vio el cambio de siglo se renovó con cortes más agresivos e incluso muchos fanáticos de BMW lo señalan como el mejor diseño en la historia del modelo, del cual se fabricaron un sinfín de variaciones, incluyendo guayines de alto desempeño para competir contra el eterno rival, Audi y su RS4.

El motor más potente para las versiones convencionales de esta generación era un 6 cilindros en línea de 3.0 litros con 225 caballos de fuerza, que encontrábamos bajo el cofre del 330i, y también se ofrecía como opcional el sistema xDrive para tener tracción en las 4 esquinas.

Quinta generación: Serie 3 E90, E91, E92 y E93 (2006-2012)

Las nomenclaturas E90, E91, E92 y E93 corresponden al tipo de carrocería, siendo de manera respectiva sedán, guayín, coupe y convertible. Para este cambio generacional, el Serie 3 creció en dimensiones de manera considerable.

Nuevas tecnologías como el iDrive System y dirección activa fueron introducidas al mercado con la llegada de esta generación, que tuvo un sinfín de variantes que iban desde los sedanes citadinos para cargar con la familia, hasta convertibles con 300 hp de fuerza. Se recuerda al memorable M3, con un motor V8 de 4.0 litros que entregaba 400 hp y revolucionaba por encima de las 8,000 vueltas.

Sexta generación: Serie 3 F30 (2012-2018)

La recién reemplazada generación F30 llegó para colocarse en su tiempo como uno de los vehículos más tecnológicos del segmento, que echaba mano de un chasis totalmente nuevo. También debutó en esta generación el motor de 2.0 litros y 4 cilindros turbocargado para remplazar a los 6 cilindros aspirados y el sistema Twin Scroll Turbo se incorporaba para intentar imitar la entrega de potencia del anterior 6 cilindros, mitigando el turbolag.

Con la llegada de esta generación, BMW aprovechó para retirar las opciones de 2 puertas del catálogo del Serie 3 y crear así una nueva opción a la venta bajo el nombre de Serie 4. La estética conserva los trazos característicos que vieron la luz en 1977, como la parrilla de doble riñón o el grupo óptico doble, pero claro que ha echado mano de tecnología para mejorar la aerodinámica y ser un vehículo más eficiente y con mejor desempeño.

Séptima generación: Serie 3 G20 (2018-¿?)

El diseño exterior es indudablemente más agresivo y deportivo, con la tradicional parrilla de doble riñón que es más grande y está conectada entre sí. Tiene iluminación de LED, pero los compradores en ciertos mercados podrán optar por los faros adaptativos con tecnología Laserlight.

La nueva arquitectura modular CLAR le permitirá adoptar una serie de motores híbridos, eléctricos, diesel y de gasolina, pero el Serie 3 EV no existirá como tal y en su lugar aparecerá el i4, un sedán de dimensiones similares a las del Serie 3 pero con el motor eléctrico y un paquete de baterías para una autonomía de hasta 700 km. Esta plataforma le permite también tener una distribución de peso perfecta, 50:50.

Por cierto, ¿Sabías que puedes encontrar buenos ejemplares de Serie 3 en sus diferentes generaciones en Soloautos.mx?

Ahora lee: