Análisis futuro: Hyundai Kona y Kia Stonic, ¿podrían venir a Pesquería?

La planta de Kia en Pesquería, Nuevo León acaba de comenzar con la producción del nuevo Hyundai Accent, finalmente expandiéndose para abarcar producción de la marca hermana de Kia, Hyundai, con la plataforma de autos subcompactos que utilizan tanto Rio en ambas carrocerías como el ya citado Accent.

Hace algunas semanas, ambas marcas presentaron SUVs que se basan en la misma plataforma subcompacta y que también han sido confirmadas para ventas en la región de Norteamérica, que podría o no incluir a México, pero para Estados Unidos y Canadá son prácticamente un hecho.

Por un lado, aparece Hyundai Kona, que en palabras de directivos de Hyundai México no está en consideración para nuestro mercado porque la marca ya tiene a Creta en ese segmento, con excelentes resultados de ventas, posicionándose como la número 1 en ventas de toda la marca.

Por otro lado, está la Kia Stonic, un SUV de dimensiones similares, pero con un foco más tradicional, líneas menos agresivas que las de Kona y cercana en diseño y concepción a lo que presentan Nissan Kicks o Chevrolet Trax. A diferencia de Hyundai, Kia no tiene un participante directo en este segmento tan importante, puesto que Soul es más un auto que un SUV.

Ambas marcas necesitan de este tipo de vehículos en el mercado porque podrá impulsar enormemente sus ventas y también su rentabilidad. Es cierto que Hyundai ya tiene cubierto este segmento en nuestro país, pero en Estados Unidos la historia es diferente, porque Creta no se comercializa en aquel país.

Para darnos una idea, el modelo mejor vendido de Kia en lo que va del año es la Sportage, con casi 10,000 unidades vendidas solamente en el primer semestre, es responsable del 23.3 por ciento de las ventas totales de la marca. La introducción de Stonic por debajo, como un SUV con cualidades similares, pero por un precio más accesible, suena vital para las aspiraciones de crecimiento de la marca en México, que ya reportó un avance del 74.7 por ciento respecto a 2016.

Hyundai bien podría aprovechar las instalaciones de Kia en Pesquería para producir Kona y enviarla al mercado estadounidense, entendiendo que compartiría motores y plataforma con el Accent mexicano e incluso podría montar un motor más potente como gustan al público americano, ya que el Forte también se produce en Nuevo León con un motor de 2.0 litros y 147 caballos de fuerza.

La historia con Kia Stonic es muy diferente, porque en este caso la producción podría llevarse a cabo en Pesquería para exportación y también para consumo nacional, y así llenar el vacío que existe en la gama de Kia entre Soul y Sportage.

Sabemos que la planta de Kia todavía no llega a su máximo aforo de producción, y es capaz de recibir más modelos en el futuro, por lo que suena lógico que ambas SUVs pudieran aprovechar la capacidad instalada y también la plataforma que ya se fabrica en dicho complejo.

Nota original publicada en SoloAutos.mx