Análisis Futuro: BAIC BJ80, llegará a México este año y es sorprendentemente parecida al Mercedes-Benz Clase G

La marca china BAIC introdujo a nuestro país hace apenas unas semanas a la BJ40, un vehículo con ciertas capacidades todoterreno cuyo diseño nos recordó muchísimo al del mítico Jeep Wrangler. Ahora, se confirma que el próximo lanzamiento de la marca en nuestro país será el BJ80, y ahora intenta imitar a otro todoterreno icónico, el Clase G que tanto nos gusta, también conocido como Geländewagen.

El BJ80 será el hermano mayor del BJ40 y en principio tendrá la misma propuesta, intentando ofrecer a los compradores ‘lo mismo, pero más barato’. Mide 4.78 metros de largo por 1.85 de ancho y 1.98 de alto con una distancia entre ejes de 2.80 metros por lo que sus dimensiones también son muy cercanas a las del vehículo alemán, estando a solo unos centímetros en todas las cotas.

Esta camioneta se presentó en el Salón de Shanghái de 2015 y comenzó a comercializarse en su país de origen hace solamente un año, razón por la que que hablamos de un producto moderno cuya concepción es relativamente reciente.

En China incorpora un motor de 4 cilindros y 2.3 litros turbo con 250 caballos de fuerza compartido con la BJ40, asociado a un peso vehicular de casi 2.3 toneladas por lo que adelantamos que no será especialmente ágil y guiándonos por la relación peso-potencia, la aceleración a 100km/h debería rondar en torno a los 10 segundos con caja automática de 6 escalones.

En el interior, encontramos líneas casi fotocopiadas de lo que nos presenta la Clase G, con una cabina adelantada y un tablero corto. Sabemos que los materiales de la Clase G son de primera calidad, de lo mejor que hemos visto en un vehículo y para juzgar a los de esta BJ80 tendremos que conocerla en persona, cosa que esperamos poder hacer muy pronto.

BAIC asegura que la plataforma está basada en la de la Clase G, puesto que en China ambas marcas tienen alianzas estratégicas. Las armadoras occidentales se han visto obligadas a compartir tecnología con algún socio chino para poder comercializar autos en el gigante asiático y tanto esta BJ80 como el D20 son el resultado de dicho acuerdo entre Daimler y BAIC.

Cuando se presentó la BJ40, los oficiales de la marca insistieron en que la semejanza en diseño era hasta cierto punto valida porque cuentan con la licencia, pero ojo, esto aplica únicamente para China, si BAIC intentara acercarse a países como Alemania o Estados Unidos con un diseño como este sería demandada por violación a los derechos intelectuales de inmediato.

Ya lo dijimos cuando se presentó BJ40 y lo volveremos a decir, queremos que las marcas que llegan a nuestro país propongan cosas nuevas, después de todo, eso fue lo que ha hecho a marcas como Honda, Toyota o Mazda tan exitosas y más recientemente a Kia y Hyundai. Un auto puede tomar inspiración de otro, eso lo vemos bien, pero igualar un diseño con tanta herencia sin proponer nada adicional e intentar alcanzar altos números de ventas basándose puramente en el éxito de otro modelo no nos parece correcto.

Adicionalmente, hay un factor en el que este BJ80 difícilmente podrá superar al auto original y es que sabemos la Clase G en cualquiera de sus variantes cuenta con un desempeño fuera del pavimento envidiable, cosa que será complicado para BAIC igualar. La BJ40 prometía, al menos en papel, ser tan capaz como un Wrangler, pero la falta de ciertos atributos mecánicos como un diferencial autoblocante terminó por mermar su desempeño y probar que no es como tal un auto hecho con la tecnología para llegar a cualquier lugar, atributo con el que el Wrangler sí cuenta.

Esperamos que la marca la muestre por primera vez en el Car Show de la Ciudad de México, tal como lo hicieron con la BJ40 hace un año y su llegada a México ocurrirá, según reportes, este mismo año. Basados en el precio de la BJ40, esperamos que BJ80 ronde los 700,000 pesos en una única versión con todo el equipo disponible, desde pantalla táctil hasta asientos forrados en piel, clima electrónico bizona, cámara de visión trasera y quemacocos eléctrico.

Sí, es verdad que la variante de entrada de la clase G, la G500, cuesta más de dos millones de pesos, pero también cuenta con toda la tecnología y experiencia de Mercedes-Benz, equipamiento digno de un sedán premium de alta gama y un motor V8 de 4.0 litros con 420 caballos de fuerza. Entonces, los rivales de la BJ80 podrían ser SUVs medianas como la Jeep Cherokee Trailhawk, muy ágil fuera del pavimento y por un precio inferior a los 700,000 pesos. A Jeep Cherokee quizá le falte el diseño imitado de una Clase G, pero sí cuenta con una herencia y tradición muy propias.