Análisis Especial: Autos eléctricos e híbridos contra el nuevo Hoy No Circula

El caos en nuestra bella Ciudad de México cada vez es mayor; en los últimos años las decisiones que han tomado nuestros dirigentes y el comportamiento destructivo de la sociedad nos ha orillado a un rincón muy delicado en términos de movilidad y contaminación.

Si bien es cierto que los gobernantes y los encargados de la movilidad y medio ambiente tienen el mayor porcentaje de responsabilidad y que las últimas leyes que han impuesto no tienen ni pies ni cabeza, este problema también recae en nosotros los ciudadanos. Hay que tener claro que esta ciudad crece a una velocidad incontrolable y que ya es prácticamente imposible detenerla. La realidad es que somos demasiados, y si no trabajamos en equipo, aunque los dirigentes hagan su trabajo como debe de ser no saldremos adelante.

Como ya sabemos, el esquema Hoy No Circula se endureció en los días pasados y perjudicó sin distinción alguna a todos los automovilistas de la zona conurbada. Sin embargo, diversos organismos “verdes” como Greenpeace reprobaron este nuevo sistema. ¿Por qué? Sencillamente porque es una solución paliativa que no resuelve el problema desde el origen.

¿Cuáles son las posibles alternativas al problema?

Las opciones que a continuación exponemos sin duda pueden aportar positivamente, aunque creemos que si realmente buscamos una evolución, tenemos que ir hacia un punto específico. Podemos usar menos nuestro vehículo, podemos trasladarnos en bicicleta, comprar un segundo coche o tal vez usar con mayor frecuencia el transporte público, pero si no logramos trabajar en equipo, los gobernantes seguirán en la misma sintonía y nosotros continuaremos hundiéndonos.

Es por esto que en Autología formulamos un análisis comparando a las soluciones “tibias” que propone el gobierno con soluciones reales que creamos en nuestra redacción. Además, te daremos un completo recuento con todos los vehículos híbridos y eléctricos que se venden en el país y que por consiguiente quedan exentos del esquema.

Utilizar vehículos de dos ruedas

Como era obligado, el nuevo reglamento de tránsito da prioridad a los peatones, ciclistas y usuarios de motocicletas, sin embargo, existe un problema con la cultura vial de los automovilistas. Realmente no hay respeto hacia los ciudadanos que usan este tipo de transporte y justamente por eso son pocos los que apuestan y se exponen a andar en bicicleta o moto.

La solución real por parte de la sociedad está en generar una cultura de respeto hacia los ciclísticas y motociclistas. Es crucial respetar las vías exclusivas que ya existen y comenzar a crear más. El gobierno por su parte necesita construir más vías de circulación para estos tipos de transporte, así será más sencilla la movilidad.

Usar el transporte público

Estamos entrando en uno de los temas más delicados del conflicto. Claro que sería solución usar el transporte público, por supuesto que habría más fluidez y menos contaminación si crecieran los usuarios de este medio, pero por favor lectores, todos sabemos que utilizar el transporte público actual de nuestro cuidad y del Estado de México es algo que no se le desea a nadie. Esta red de transporte es deficiente por una gran cantidad de factores. Primero porque los vehículos que se usan para este fin son insuficientes para mover a todos los ciudadanos; segundo porque los camiones que se utilizan tienen más de 30 años de antigüedad y montan motores en condiciones deplorables que contaminan en exceso; y tercero, porque las personas que los manejan no tienen educación ni valores y normalmente están coludidos con las autoridades.

La solución no está en usar el transporte público actual, la evolución real está en mejorar, renovar y optimizar a la red de transporte público. Es necesario cesar la circulación de las flotillas actuales y trabajar por vehículos nuevos, que además de ser más amigables para las personas, colaboren directamente a reducir los gases contaminantes.

Comprar un coche eléctrico/híbrido

Los vehículos con propulsión híbrida o eléctrica podrán moverse todos los días, un factor que llama mucho la atención, pues además de no tener inconvenientes para circular en el nuevo reglamento gracias a su baja o nula emisión de gases contaminantes, colaboran en el ahorro de capital al reducir la inversión en gasolina.

Aunque estos últimos factores son completamente ciertos, no todo es color de rosa. Actualmente en México los coches eléctricos no tienen el apoyo ni los incentivos del gobierno, lo que los convierte en productos realmente caros en comparación con los que equipan un motor térmico. Por ejemplo: un Spark EV 2015 cuesta 399,000 pesos con 160 kilómetros de autonomía, mientras que un Spark LTZ a gasolina de nueva generación cuesta 195,500 pesos. Esta diferencia en precios obliga a la mayoría de los mexicanos a comprar un coche de combustión interna y a olvidarse por completo de un eléctrico o híbrido.

¿Qué pasaría si estos coches costaran menos? ¿Por qué en Europa los eléctricos son una realidad? Sencillamente porque el gobierno incentiva su comercialización, porque los responsables de las ciudades y del medio ambiente hacen todo lo posible por facilitar la llegada y la compra de estos productos.

¿Qué haríamos nosotros?

Inicialmente potenciaríamos incentivos locales y federales, en donde se otorgue un 16 por ciento de parte del gobierno federal y un 16 por ciento de parte de la Ciudad de México para reducir los costos de los eléctricos e híbridos. Si las cuentas no nos fallan, con estos apoyos los precios finales, dependiendo del vehículo, serían menores por casi 100 mil pesos. Si regresamos al Spark EV y aplicamos esta propuesta, el coche estaría rondando los 300 mil, un precio bastante más accesible para el mercado.

Por otro lado, sería inteligente hacer una conjunción entre bancos y automotrices para otorgar “créditos verdes” con bajos intereses, mismos que facilitarían acceder a este tipo de vehículos y solidificarían la llegada de estas tecnologías al país. También nos parece inteligente la idea de hacer gratuitos los estacionamientos y vías con peaje para estos vehículos ecológicos. ¿Les suena?

Los eléctricos e híbridos que se venden en México

Aunque la oferta aún sigue siendo limitada, hay opciones. Vamos desde los más accesibles hasta los más costosos.

Renault Twizy (281,000 pesos)

Un eléctrico para dos ocupantes de movilidad en rango corto con 80 km de autonomía, un tiempo de recarga en 3.5 horas y 80 km/h de velocidad máxima. El Twizy es similar a moverse en una moto, ya que no tiene sistemas de seguridad.  

Toyota Prius (339,700 a 399,700 pesos)

Probablemente la mejor opción híbrida actualmente, conserva en su interior todas las amenidades de un coche de combustión pero equipa bajo su cofre una mecánica combinada. 5 ocupantes con espacio amplio en interior y cajuela, velocidad máxima de 140 km/h. Tiene Head Up Display, piel sintética, sistema de audio con pantalla táctil de 7 pulgadas.

Kangoo ZE (370,000 pesos)

Trabajo de carga para empresas con 650 kilos de carga. De 6 a 8 horas de recarga, autonomía de 160 km y velocidad máxima de 130 km/h. Este vehículo fue pensado para venderse en flotillas a empresas.

Spark EV (399,000 pesos)

Bien equipado por dentro pero con motor eléctrico. Autonomía de 132 kilómetros y una velocidad máxima de 145 km/h. Incluye 10 bolsas de aire, frenos ABS y pantalla táctil de 7 pulgadas. Este eléctrico tiene la carrocería del Spark de generación pasada.

Nissan Leaf (598,000 pesos)

Citadino familiar completamente galvánico con pocos kilómetros al día. 107 HP, capacidad para 5 pasajeros, frenos de disco con ABS, autonomía de 160 km, velocidad máxima de 140 km/h y 8 horas de recarga. Uno de los que tiene más experiencia de México, actualmente ya se pueden ver Leafs rodando en el país.

Chevrolet Volt (638,000 pesos)

Vehículo eléctrico de rango extendido con interiores propios de un coche de gasolina. Motor 149 caballos, caja CVT, 10 bolsas de aire y autonomía de 676 kilómetros. Lo tuvimos a prueba y nos sorprendió.

BMW i3 (699,900 pesos)

Cuatro ocupantes, autonomía de 160 km, 8 horas para recargar y 150 km/h de velocidad máxima. Habitáculo ecológico con materiales reciclados, una gran opción con manejo citadino e interiores de excelente calidad. El precio es elevado, pero el equipamiento y los materiales van acordes con el monto.

Infiniti Q50 Hybrid (719,000 pesos)

Monta un V6 3.7 de 302 caballos y un motor eléctrico de 67 HP. El interior es el mismo que en las versiones de combustión pero otorga mayor eficiencia ya que se puede usar en modo cien por ciento eléctrico. Una gran opción si el dinero no es problema.

VW Touareg Hybrid (1,087,500 pesos)

Equipa un motor V6 acompañado de propulsión eléctrica con 333 caballos y una caja Tiptronic de ocho velocidades. Tiene bastos sistemas de seguridad y un interior lleno de tecnología. Su consumo combinado es de 12.7 kilómetros por litro.

BMW X5 Hybrid (1,099,900 pesos)

Combina motor 4 cilindros turbo con motor eléctrico eDrive. Monta tracción integral y tiene todos las amenidades interiores y de seguridad que caracterizan al X5.  30 kilómetros en modo 100 % eléctrico y 8 horas de recarga.

Porsche Cayenne E-Hybrid (1,295,000 pesos)

Hace uso de un tren motriz combinado con 416 caballos de potencia, logra el 0 a 100 km/h en 5.9 segundos y una velocidad tope de 243 km/h. Además de otorgar un gran desempeño, tiene un consumo combinado de 3.4 l/100 km.

Porsche Panamera E-Hybrid (1,295,000 pesos)

Monta el mismo tren híbrido que el Cayenne, pero en este grande el torque es aumentado para entregar mejoras en aceleración. Pese a que el Panamera tiene una longitud mayor a cinco metros, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5.5 segundos y al mismo tiempo emitir tan sólo 71 g/km de CO2.

BMW i8 (2,501,900)

Incorpora un motor a gasolina tricilíndrico de 1.5 litros con más de 200 caballos, mismo que hace equipo con dos motores eléctricos. El conjunto mecánico logra más de 350 caballos, mientras que el interior, la aerodinámica y la tecnología son factores que sólo se pueden encontrar en ese bávaro.

Tesla también entra al juego

Aunque aún no podemos ver Teslas rodando por la calle, la marca estadounidense ya comenzó a realizar apartados en nuestro país. Inicialmente tendremos a su inédito Model 3 con un precio cercano a los 605 mil pesos, después llegará el Model S que rondará los 2.2 millones de pesos y finalmente, tendremos al Model X, SUV de la marca a mediados de 2018.