A prueba: VW Passat 2016 y analizamos sus rivales

El segmento de los sedanes medianos ha tomado un relevancia muy importante en los últimos años, pues permite acceder a un espacio interior amplio, motores robustos (e incluso de corte deportivo en algunos), además de una muy buena carga tecnológica, valores que encontramos en el segmento de compactos premium. Sin embargo, con los sedanes medianos, tenemos la ventaja de que no hay que desembolzar enormes cantidades de dinero —cualquier compacto premium supera los 500 mil pesos— y, debemos insistir, contamos con un gran espacio.

Prueba de ello es el nuevo Passat, un producto que ha gozado de enorme aceptación en el mercado nacional. Nada más en el 2015 estuvo peleando el liderato del segmento junto con el Altima de Nissan y el ya renovado Accord. Finalmente el Passat vendió 4,865 unidades, apenas por detrás del producto de Nissan, pero durante varios meses fue líder.

A detalle

Para este 2016, la marca ofrece una actualización que mejora lo ya de por sí bueno en el auto: calidad de acabados y materiales, equipamiento de infotenimiento y una imagen exterior más elegante/deportiva. Los cambios más notorios son en faros, parrilla y cofre, mucho más agresivos. Las calaveras también cambian y si le queremos encontrar parecido, se ve bastante “audiesco” en la trasera (léase A5). En general luce como un sedán más sofisticado.

Por dentro la versión que tuvimos para evaluar ofrecía acabados en tipo madera clara, aluminio y plásticos suaves. El ensamble sin queja alguna. Piel en tonos beige (que generan aún más sensación de espacio) y arranque por botón, coronados por una pantalla touch que ahora incorpora los sistemas de vinculación para smartphones Android Auto y Apple Car Play para iOs que tiene la función de asistencia personal Siri. Recordemos que estos sistemas permiten hacer un espejo de nuestros celulares para poder usar teléfono, mapas y algunas otras funciones de mensajeria cuidando de no distraernos mientras conducimos. Como siempre, se agradece uno de los mejores volantes multifunciones del mercado en el que podemos controlar prácticamente todo el sistema de entretenimiento del auto o el control de velocidad.

El equipamiento se remata con acceso sin llave, faro diurnos de LED, testigo de presión de los neumáticos, cámara trasera, un potente equipo de sonido Fender con subwoofer y seis bolsas de aire. Otro detalle interesante: ofrece apertura remota de la cajuela (de las más grandes del mercado con 520 litros) mediante un sensor en la defensa que permite abrirla con el pie.

Lo que más agradecemos es que la marca conserve el vanagloriado V6 de 3.6 litros y 280 caballos, uno de los más poderosos del segmento y que, acoplado a una afinadita caja DSG de seis relaciones, lo vuelve además de una respuesta que hacía mucho no veíamos en un sedán de estas dimensiones (y con caja automática). El Passat incluso patina llanta si pisamos con fuerza el pedal y nos pega al asiento como en los musculosos de antaño. Y todo ello tiene sentido si estamos ante un auto que, a pesar de su tamaño (es de los más grandes del segmento con 4.86 m) es obediente a nuestras indicaciones. Es de esos autos que se perciben sólidos para salir a autopista y no se quejan si tenemos que entrar a caminos revirados. Además responde de inmediato con esa DSG que es de verdad fantástica. Mención aparte la suspensión: firme pero no por ello incómoda, filtra bien lo malito de nuestras calles aunque llega a doler si caemos en uno de esos inportunos baches.

Passat tiene los argumentos para seguir siendo un protagonista en el segmento, aunque enfrente tendrá cuatro nuevos modelos que enfrentar este año: el nuevo Altima de Nissan, con 4 cilindros y V6 (más info sobre este modelo) y el recién renovado Fusión de Ford 4 cilindros y Turbo (más detalles sobre este sedán). Llegará también Malibu con toda una gama nueva de motores (aquí los detalles) Estos tres tienen como premisa una mayor carga tecnológica aunque también seguramente precios más elevados. El cuarto es el nuevo Kia Optima (detalles en este link) que llega también con motor turbo y que tendremos oportunidad de evaluarlos más adelante.

En el precio también hay cambios. Por 459,900 pesos tenemos un auto completo, una versión tope que sí, es de las más “caras del segmento” y lo entre comillamos porque son algunos miles de peso de diferencia con los rivales más fuertes. (Camry está en 457,700; Fusion 455,800 y Malibu en 448,200. El Peugeot 508 remata con 489,900). Se le pueden sumar navegador y sistema de estacionamiento Park Assist que pueden sumar otras decenas de mil pesos y honestamente, no los creemos necesarios. Así como está es una de las mejores compras para quienes busquen espacio y desempeño.

Motor: V6, 3.6L 280 hp

Consumo:

Ciudad 9.7 km/l

Carretera 17.1 km/l

Combinado 12.1 km/l

Cajuela: 520 litros

Precio: 459,900 pesos

Rivales

Honda Accord XLE V6 Navi

También es el tope para Honda. A diferencia del Passat, este Accord echa mano de una transmisión CVT que tiene sus pros y contras. La respuesta no es tan inmediata como en el modelo de VW y puede ofrecer un mejor consumo con el botón ECO que ofrece el japonés. En terminos de habitabilidad el Passat gana mientras que Accord ofrece además un sistema de conexión propio para celulares Honda Link. Las diferencias que pudieran haber en cuestiones de calidad interior quedaron detrás. Goza de muy buena imagen y valor de reventa. Accord, de cualquier forma, ofrece un producto ligeramente inferior en precio y con el GPS ya integrado, aunque no hay opción de sistema de estacionamiento automatizado.

Encuentra más información sobre este modelo en este link

 

Motor: V6, 3.5L 278 hp

Consumo:

Ciudad 9.9 km/l

Carretera 17.1 km/l

Combinado 12.2 km/l

Cajuela: 439 litros

Precio: 455,900 pesos

 

Mazda6 i Grand Touring Plus

La otra marca japonesa decidió dejar de lado los motores V6 fiel a su filosofía Skyactiv. Si alguien están en proceso de búsqueda de un modelo amplio y bien equipado, pero que no tiene en su foco el desempeño, el Mazda6 es el mejor sedán mediano con motor de 4 cilindros. El 2.4 litros entrega 184hp acoplados a una transmisión de seis relaciones. Dinámicamente no tiene queja, pero no es explosivo. Se percibe un bastidor que seguramente es capaz de recibir más potencia. ¿Acaso habrá un turbo en el futuro? Ya existe, por si se lo preguntaban (más info sobre este motor aquí).

El equipamiento es completo con el sistema de infotenimiento Mazda Connect, proyección de información HUD, bluetooth, aunque no se ha sumado a la corriente de Android Auto y Apple Car Play. Por otro lado marca la pauta con los mejores acabados del segmento. Una opción que apuesta a la sensatez y no la potencia, pues es, además, la opción tope más accesible de estos modelos analizados.

Encuentra la prueba completa sobre este modelo en este link

 

Motor: 4 cil, 2.4 L 184 hp

Consumo:

Ciudad 10.5 km/l

Carretera 18.2 km/l

Combinado 14.3 km/l

Cajuela: 470 litros

Precio: 416,900 pesos

 

Hyundai Sonata Sport 2.0T

Otro asiático orientado más al consumo de combustible, aunque como el Ford Fusion, echa mano de una solución turbocargada para no sacrificar desempeño. El motor es una chulada con potencia suficiente para no extrañar más que el sonido de un robusto V6. Estamos ante los últimos años de este mediano por lo que se percibe algo veterano en el interior con demasiados botones para controlar todo (aunque también es el estilo de la marca).

Es de los medianos más accesibles y que ofrece una interesante combinación entre precio y desempeño, sin echar mano de un V6.

Encuentra la prueba completa sobre este modelo en este link

 

Motor: 4 cil, 2.0L 245 hp

Consumo:

Ciudad 11.7 km/l

Carretera 18.7 km/l

Combinado 14.1 km/l

Cajuela: 460 litros

Precio: 428,900 pesos

 

Suzuki Kizashi

Un verdadero desconocido del segmento. Pocos saben que este modelo por equipamiento y orientación es rival de los sedanes medianos. Es 20 cm más pequeño que el Passat lo cual se nota en el espacio interior aunque la cajuela está en la media del segmento. Ofrece buenos materiales y un equipamiento que cumple, pero no dicta tendencia. Su mayor valor, el precio: por mucho menos de 400 mil pesos estamos ante un auto que sí puede ofrecer un desempeño medio vía un 4 cilindros vivaracho y mejor consumo citadino gracias a una CVT.

 

Motor: 4 cil, 2.4L 176 hp

Consumo:

Ciudad 12.0 km/l

Carretera 17.5 km/l

Combinado 10.5 km/l

Cajuela: 461 litros

Precio: 374,500 pesos

 

Chrysler 200

A pesar de su renovación, no figura como un gran jugador, lo cual es totalmente injusto aunque comprensible. De hecho, sólo vendió 1,293 unidades en el 2015. El 200 parece ser que finalmente ha encontrado su verdadera vocación y se ofrece totalmente renovado, con muy buena carga tecnológica pero es incomprendido por el público. A su favor el motor más potente con 295 caballos y una transmisión de nueve relaciones que ha sufrido un poco en nuestros condiciones de transito y caminos. Completan piel, pantalla multimedia, ocho bolsas de aire, sistema de prevención de colisión frontal, de cambio de carril involuntario, de punto ciego y hasta Park Assist. Es decir, toda la farmacia. Por desgracia es bastante más caro que los demás, aunque la versión de entrada arranca en los 345,900 pesos, un valor adecuado para quien quiera acceder al modelo.

 

Motor: V6, 3.6L 295 hp

Consumo:

Ciudad 9.4 km/l

Carretera 15.7 km/l

Combinado 8.6 km/l

Cajuela: 453 litros

Precio: 489,900 pesos

 

Subaru Legacy 3.6R Limited

Otro desconocido para muchos pero que ofrece el mejor desempeño de todo el segmento. Es tal cual su orientación: manejo. Recordemos que Subaru tiene como premisa dos cosas: motores bóxer que ofrecen un centro de gravedad más bajo y, por ende genera menos “inercias” y sistema de tracción integral. El único del segmento. La caja es una CVT enfocada al desempeño más que al consumo. También colabora que es 10 centímetros más pequeño que el resto. Es, digamos, el “exótico” dentro del segmento. Ese es su foco y lo hace muy bien, además de la durabilidad y altas dosis de seguridad de la que gozan sus productos. La gran ventaja es que si uno quiere acceder a esta tecnología, lo puede hacer desde los 399 mil pesos para la versión de entrada, con un 2.5 litros de 175 caballos.

 

Motor: B6, 3.6L 265 hp

Consumo:

Ciudad 10.5 km/l

Carretera 17.3 km/l

Combinado 9.5 km/l

Cajuela: 476 litros

Precio: 508,500 pesos