A prueba: SEAT León SC FR Dynamic, un hatchback deportivo, especial y juvenil por menos de 400,000 pesos

El segmento de los hatchbacks compactos en nuestro país ha comenzado a tomar relevancia seria y el León fue uno de los primeros autos que se ofreció con esta carrocería, aunque esta versión tiene una particularidad y es que resulta el único auto de este enfoque y dimensiones que se ofrece con carrocería de tres puertas y no solamente de cinco en esta, su tercera generación. En el segmento de los hatchbacks de cinco puertas aparecen también autos como el Ford Focus, Subaru Impreza, Mazda3, Peugeot 308 y el referente, el Volkswagen Golf, auto con el que este León comparte muchos de sus componentes mecánicos. Más recientemente, se añadió a la lista el Forte Hatchback y según sabemos, el Honda Civic podría llegar con una carrocería similar en los próximos meses. Entendemos entonces, que a pesar de que participa en el segmento de los hatchbacks, esta versión de tres puertas tiene un rival que no es del todo un hatchback sino un coupé y nos referimos al Honda Civic Coupé.

Este León es una edición especial con estética mejorada que no estará a la venta permanentemente, pues solo habrá 100 unidades a la venta en territorio azteca y eso, como pudimos comprobar durante el tiempo que lo tuvimos a prueba, lo hace aún más especial y justifica el extra que hay que pagar respecto a los SC FR convencionales.

Interiores, con las mejores sensaciones

Como sucede con el resto de la gama de SEAT y del León en particular, en el habitáculo no hay sorpresas y los materiales, acabados y ensambles se perciben de la mejor calidad con plásticos suaves y de muy buen tacto en el tablero y las puertas, en este aspecto podemos decir que es muy SEAT y podemos afirmar de experiencias pasadas con otras variantes de la gama León que estas sensaciones no están limitadas a esta versión por ser la tope de gama, sino que se expanden hasta las versiones más económicas.

Por equipamiento, cuenta con lo que esperamos de un auto de este tipo y por este precio, incorpora pantalla táctil con navegación, climatizador de doble zona, volante forrado en piel con mandos para el sistema de sonido y control crucero y computadora de viaje.

El exterior es igualmente agresivo y entendiendo que hablamos de un hatchback de dos puertas con líneas de coupé, el espacio no es ni su mejor atributo ni tampoco su apuesta principal y entendemos que aquellos que tengan necesidad de llevar a pasajeros en las plazas traseras constantemente deberán optar por las carrocerías de 5 puertas o hasta por el station wagon, denominado ST con una impresionante cajuela de 587L de capacidad, aunque estas dos carrocerías solo pueden combinarse con el motor TSI de 1.4 litros y 150 caballos y no con el de 1.8 litros de 180, por lo que habrá que sacrificar desempeño en pro del espacio.

Tren motriz, una garantía de buen desempeño

Como viene ocurriendo en los últimos años con los autos de SEAT, la combinación de un tren motriz turbocargado, rico en par motor desde muy abajo en el rango de funcionamiento y asociado a la caja DSG de doble embrague del Grupo Volkswagen es una garantía de que estamos ante un auto que responde adecuadamente, es muy capaz y en autopista puede alcanzar velocidades crucero razonables sin contratiempos ni drama, empujando linealmente y enmascarando correctamente el retraso típico de la turbina. En este caso el motor es de origen Audi y el bloque 1.8 litros también se utiliza en el Audi A3 y en los Polo GTI y A1 S-Line asociado a la misma transmisión de 7 marchas.

Se agradece especialmente la séptima marcha que a altas velocidades permite que el motor gire a bajas revoluciones para optimizar los consumos de combustible y minimiza el ruido proveniente del motor, creemos que este León no es un auto puramente deportivo y que su principal atributo es que resulta ideal para rodar por autopista con confort y seguridad. Eso sí, la suspensión es más dura en los FR que en las variantes de entrada de la gama del León y eso ayuda, pues no resulta en extremo rígida, brinda una mejor estabilidad en curvas y pega al auto al pavimento con un muy ligero y casi imperceptible detrimento en la calidad de marcha en caminos con pavimento irregular.

El sistema Drive Profile de SEAT permite ajustar los parámetros del manejo, como el peso de la dirección y respuesta del acelerador en función de si se eligió el modo normal, eco, sport o individual, este último, puede ajustar los parámetros de forma independiente pudiendo tener, por ejemplo, una dirección más dura con una respuesta de acelerador ecológica o viceversa. En modo eco, se percibe que la transmisión lo piensa más de dos veces antes de reducir una marcha y da siempre prioridad a las marchas más altas en pro de los consumos mientras que en el modo sport sucede lo contrario. Lo que no se puede ajustar en este sistema es la respuesta de la suspensión, que permanece con el mismo tarado y rebote.

SEAT León SC

Precios y versiones:

Style 1.4TSI – $297,200

FR 1.4TSI – $348,700

FR 1.8TSI – $378,700

Cupra 265 – $429,500

Motor:

L4 1.4L turbocargado; 150hp @4,500-6,000rpm y 184lb-pie @1,500-3,500rpm

L4 1.8L turbocargado; 180hp @5,100-6,200rpm y 184lb-ft @1,350-4,500rpm

L4 2.0L turbocargado; 265hp @6,000rpm y 258lb-ft @2,500-5,000rpm

Transmisión:

Automática DSG; 7 velocidades

Automática DSG; 6 velocidades

Conusmo medio en ciudad:

14.6km/L

Conusmo medio mixto:

17.7km/L

Espacio en cajuela:

380L

Unidad probada: SEAT Leon SC FR Dynamic; $396,400

Su único y más directo rival en México…

Ya lo dijimos antes, a pesar de ser un hatchback, no consideramos que compita con otros hatchbacks dado que es un auto de dos puertas que, a diferencia de otros autos de este tipo, no prioriza ni busca el espacio y la versatilidad como su principal punto fuerte y le deja ese foco a la versión de 5 puertas. Tenemos entonces al Honda Civic Coupé, auto que como este León SC sacrifica habitabilidad respecto a la variante con carrocería sedán y favorece más un aspecto deportivo, radical y diferente, precisamente lo mismo que SEAT busca con León SC.

Este auto de Honda con esta carrocería se ofrece en una única versión que se basa en el equipamiento de la versión Turbo del Civic Sedán y lleva el mismo motor, un 1.5L turbocargado, el primero de Honda en la historia y lo asocia a una transmisión CVT que, aunque no es la elección ideal para manejo deportivo, debemos entender que ese no es el enfoque principal del Civic, es un coupé que destaca en el camino por sus líneas audaces y radicales con un toque de deportividad. Generalmente no somos fanáticos de las cajas con variador continuo y aunque esta es una de las mejores que se han hecho, se queda atrás en sensaciones respecto a las DSG del León.

El interior del Civic usa materiales de excelente calidad y los ensambles cumplen de sobra y el sistema de info-entretenimiento es una joya, pero si evaluamos el equipamiento por el precio nos queda a deber, no incluye cámara de reversa ni volante forrado en piel y esas son cosas que el León si incluye. Creemos entonces que, aunque el Civic es un excelente auto, destaca más el sedán que el coupé y si comparamos a este último con el hatchback-coupé catalán, es el León el que sale a la cabeza.

Precio:

$374,900

Motor:

L4 1.5L turbocargado; 174hp @6,000rpm y 162lb-ft @5,500

Transmisión:

Automática; CVT

Consumo mixto estimado: 14.9km/L

Volumen en cajuela: 334L