A Prueba: Ram 2500 HD Limited Tungsten, descomunal en tamaño y capacidades

Ram nos presenta a su más grande y capaz vehículo, que muestra una testaruda faceta que sigue la receta mejor probada de las pick-ups americanas, gran tamaño y un enorme motor V8 al frente.

Antes de su cambio de generación hemos tenido oportunidad de probar a la enorme Ram 2500 Heavy Duty, un verdadero monstruo de grandes capacidades en forma de una pick-up de doble cabina y caja larga, construido con el objetivo primordial de ser utilizada en el campo, trabajando sin dejar de ofrecer un ambiente de comodidad y lujo para sus pasajeros, y a su vez, permite se muy divertida en pasos de mediana dificultad con grandes obstáculos.

En esta versión de grandes capacidades Heavy Duty, necesitamos poco más de 6 metros para poder posicionar a nuestra enorme camioneta dentro de las calles y tráfico de nuestras ciudades, que junto con una anchura de 2 metros y una altura de 1.97 m vamos literalmente a bordo de un camión. Uno bastante divertido.

¿Imponente? Lo que le sigue

Al pertenecer a la actual generación, que va de salida, podemos encontrar los rasgos marcados que han hecho a la Ram uno de los modelos más reconocidos dentro del mercado de las pick-ups americanas.

El frontal es descomunal, tenemos la disposición del cofre de gran tamaño y altura que sobresale de las salpicaderas, en las cuales se integran los grupos ópticos que en esta versión poseen iluminación por LED, en los que destaca el fondo oscurecido que le ayuda a su ya de por sí amenazante frontal.

Sobra decir que la parrilla también es colosal junto con el logotipo al centro, que en esta versión presenta un terminado mate muy interesante, el cual se replica en la tapa de los espejos y en detalles que, en otras versiones vendían cromadas.

La vista lateral logra engañar un poco sobre las dimensiones reales de la camioneta, ya que el agregado de la Ram-Box hace que la caja se vea más alta, ayudando a la proporción visual. Aún así tenemos unos enormes estribos laterales necesarios para ingresar a la cabina, pero al ser fijos, limitan su funcionalidad al pasar por caminos escarpados con piedras de gran tamaño.

En la batea, los compartimientos denominados Ram Box, permiten cargar con muchos objetos mientras se encuentran protegidos de los elementos y de las manos ajenas, ya que cuentan con chapa. En vez de incluir un bedliner de plástico, utiliza el método de aplicación por spray que permite una protección del área de la caja más durable.

La tapa de la batea es de plástico, permitiendo una operación de apertura y cierre muy cómodo, gracias al bajo peso, pero para no desmerecer, integra un logotipo enorme por si quedaba duda de que tipo de camioneta se trata.

Todo el conjunto estético se encuentra coronado por unos enormes rines de aluminio de 20 pulgadas de diseño exclusivo con el mismo terminado mate que podemos encontrar en la parrilla y distintos elementos estéticos.

Lujo por dentro

Dentro de la enorme cabina, encontramos un espacio lujoso, con muy buenos materiales y acabados, que están rematados por detalles que hacen alusión a su perfil ranchero. La tapicería es de piel genuina que además de lo asientos, también la encontramos en la consola central y en el tablero e incluyen unos bordados estilo piteado que además incorporan unas bolsas porta objetos, estilo alforjas, que incluso incorporan hebillas metálicas para acentuar su carácter.

Al momento de sentarnos en el puesto de conducción de la gigantesca pick-up, inmediatamente nos sentimos en un estado de poderío, encontrar una posición óptima de manejo es tarea fácil, ya que contamos con múltiples reglajes eléctricos incluyendo los pedales para dicho cometido.

Aún así, la visibilidad no es muy buena, la altura del vehículo se siente excesiva y nos deja con muchos puntos ciegos, el cofre de nuestra camioneta llega o sobrepasa con facilidad los todos de los demás vehículos, incluso los peatones que cruzan enfrente de nosotros, pueden perderse fácilmente de nuestra vista al pasar muy cercanos a nosotros.

Los espejos exteriores son también gigantescos, con un brazo extendido que permite ver ver más allá de nuestro remolque, incorporan un segundo espejo convexo para ayudar a las maniobras y además se abaten eléctricamente.

El espacio para los pasajeros traseros también es muy abundante, caben 3 adultos sin ningún problema, con mucho espacio tanto para las piernas como para los hombros, a pesar de que la plaza central trasera es mucho más corta para dar cabida a un portavasos.

Y si en realidad, no te es suficiente la batea y el Ram-Box para cargar con todo lo que necesitas, los asientos traseros son abatibles en porporción 40-60, pero hacía arriba, que esconden un ingenioso sistema plegable, que permite mantener un piso de carga plano al interior de la cabina.

Abundancia en equipo

Al tratarse de la versión de lujo, contamos con una gran lista de amenidades a nuestra disposición, una pantalla de 8.4 pulgadas que incorpora el sistema uConnect del grupo FCA, se encarga de controlar todo el sistema de entretenimiento que, además presume de un sistema de sonido Premium firmado por Alpine con 9 bocinas y amplificador que suena muy bien.

La conectividad está asegurada a bordo, ya que tenemos múltiples entradas USB, así como diferentes tomas de corriente de 12V y de 115V tipo casero. Y destaca que en el descansabrazos central, se ubiquen un par de tomas USB y una auxiliar, que permiten conectar los diferentes dispositivos, los cuales tienen un lugar dedicado en el portaobjetos de la consola, que permite mantenerlos en su lugar y acomodar los cables para que no estén por toda la cabina.

Y ya que hablamos de lugares para colocar objetos, tenemos de sobra a bordo de la Ram, comenzando por la doble guantera, la codera con dos compartimientos que permiten almacenar múltiples objetos. También encontramos lugares en las puertas, en lo alto de la consola central y a los lados de la misma, junto a los pies de pasajero y conductor.

Los asientos delanteros tienen calefacción y ventilación, mientras que los asientos traseros junto con el volante, tienen sólo calefacción.

Un par de cámaras de reversa están para auxiliarnos a maniobrar con nuestra imponente pick-up; la primera, ubicada en la tapa de la batea, muestra una vista de lo que pasa atrás de la Ram, pero la segunda, está montada en la tercera luz de stop, permitiendo una vista de la caja, que pretende ayudar a la alineación de la camioneta al momento de aproximarnos a nuestro remolque.

Poder de Challenger

Debajo del enorme cofre, es posible encontrar a un V8 Hemi de 6.4 litros que también monta el Challenger, aunque con una cifra menor de potencia que lo visto en las múltiples versiones del poderoso muscle car.

Sin embargo, 410 caballos no son pocos y permiten mover a la enorme masa de la Ram 2500, que en esta aplicación específica muestra un peso de más de 3 toneladas (3.29, para ser exactos), con lo cual no es ningún bólido pero logra mover con soltura la gigantesca pick-up.

Una caja de velocidades automática con 6 cambios, en lugar de la de 8 velocidades, que monta la versión “light duty”, permitiendo un mejor aprovechamiento del torque de 429 lb-pie, pensando en su principal utilidad de remolque.

Al mirar por debajo del chasis de la masiva camioneta, los enormes componentes heavy duty, son impresionantes, el enorme diferencial trasero y la flecha de transmisión son realmente masivas y no nos dejan dudar de su posibilidad de arrastrar hasta 6.8 toneladas.

Al tratarse de un V8 de gran cilindrada, el sonido que emana es simplemente delicioso al momento de hundir el pedal del acelerador, mostrando un buen despegue, aunque el peso de la unidad se hace presente y nos permitió una cifra de aceleración de 0 a 100 km/h en 11.1 segundos, según los datos obtenidos con nuestro equipo vBox.

Un selector electrónico ubicado en el tablero central, permite seleccionar el modo de tracción 4×4, que simplemente le permite llegar a cualquier lado que su enorme tamaño le permita.

Y es que a pesar de sus exageradas dimensiones y peso, al circular por caminos con múltiples obstáculos de buen tamaño, la Ram simplemente pasa sin mayor problema. Eso si, hay que tener en cuenta el radio de giro y los estribos fijos al costado de la carrocería para no dañar el exterior de nuestra camioneta.

Como es de esperarse de un camión en toda la extensión de la palabra, los consumos de la Ram 2500 no son nada decorosos, más si observamos que la cifra oficial apenas supera los 5 km/l. Durante nuestras pruebas obtuvimos apenas unos 3.5 km/l, algo esperado en realidad.

Si a eso le sumamos que la calidad de marcha no es muy confortable porque presenta un brincoteo muy perceptible, debido a que cuenta con componentes de uso rudo, el enfoque de la Ram Heavy Duty no tiene mucho que ver en la ciudad, siendo los ranchos y terracerías, los lugares en donde se aprecia su mejor faceta.

Lograr detener todo el enorme peso de la Ram requiere de bastante espacio, a pesar de contar con discos ventilados en las 4 ruedas, con sistema antibloqueo, necesitamos 55.3m para lograr pararnos después de circular a 100 km/h, con una considerable fatiga.

Sin embargo, la utilización de 6 bolsas de aire, un sistema antivuelco, con control de tracción y estabilidad, aseguran una buena protección a bordo.

Sin pedir perdón

La oferta de Ram se ha caracterizado por mantener a sus camionetas bajo la receta original de las pick-ups americanas, con la utilización de acero y motores de 8 cilindros para mover a toda su gama (sin incluir a las pick-ups de origen Fiat) como parte de su estilo rudo e innegablemente americano, contrastando con sus paisanos rivales y la utilización de diferentes métodos para mejorar su desempeño.

En nuestro país, únicamente Ford ofrece un vehículo de características similares, la F250 Super Duty, que echa mano de una motorización diesel también de descomunal cilindrada, que aunque sólo genera 330 hp, proporciona hasta 750 lb-pie de torque.

Pero con todo y la bestial cifra de par motor, el fabricante, anuncia que es capaz de remolcar hasta 5.6 toneladas, lo cual se queda corto comparada con el ejemplar de la marca del carnero.

La versión Tungsten que tuvimos a prueba, eleva su juego proporcionando un ambiente de lujo a un vehículo que sólo por sus capacidades dinámicas es bastante especial y está pensado para clientes con necesidades muy puntuales, sobre todo de arrastre, pero claramente, hay que pagar por todas esas cifras superlativas que nos entregan en forma de una pick-up de gran tamaño, por el que Ram pide 1,029,900 pesos.

En espera de que la nueva generación de esta pick-up haga su aparición en el mercado de nuestro país, la edición limitada Limited Tungsten, viene a llenar ese nicho en el que un enorme motor con un impresionante poder de arrastre son necesarios.

Ram 2500 HD Limited Tungsten
Motor: V8, 6.4 litros 410 hp/429 l-pie
Transmisión: Automática 6 vel.
Consumo oficial: Ciudad: 5.03 km/l
Consumo en pruebas: Ciudad: 3.5 km/l
Autopista: N.D.
Combinado: N.D.
Capacidad de Carga: 1,245 kg.
Capacidad de Arrastre 6,840 kg
*0 a 100 km/h: 11.1 s.
*100 a 0 km/h: 55.3 m
Versiones y precios:
Unidad probada Crew Cab Ram-Box $1,029,900
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Ahora lee: