A prueba: Mitsubishi Montero Sport 2018, un utilitario con verdaderas capacidades 4X4 y espacio para 7

En el universo de los SUVs y crossovers existen enfoques diferentes, aunque el que predomina desde hace algunos años es, curiosamente, el opuesto al que tenían este tipo de vehículos cuando nacieron. En un inicio, los llamados vehículos deportivos utilitarios cumplían una función muy clara, eran productos personales y hasta cierto punto egoístas, basados en una plataforma de largueros, con motores potentes y poco eficientes, pensados para uso rudo.

Estos SUVs, los originales, no eran muy agiles sobre el pavimento, hablamos de auto como la Ford Bronco de los ochentas o la Explorer original, Chevrolet tuvo la Blazer y luego la Trailblazer, Nissan X-Terra o la Pathfinder de anterior generación, por nombrar solamente algunos. Todos estos autos ya fueron remplazados por productos sin un sistema de tracción 4×4 real, suavizados, montados sobre los monocascos de los sedanes de sus respectivas firmas y con un foco totalmente familiar, muy similar al de las minivans.

Ese enfoque es precisamente el que predomina, porque las marcas buscan entregar crossovers que parezcan más rudos, aunque no lo sean. Sí, tienen una altura mayor con respecto al suelo, pero no pasarían por un camino de terracería ligeramente retador, todas menos una, que conserva la esencia de los SUVs auténticos, la Mitsubishi Montero Sport.

De inicio, cumple con la regla más importante, no se basa en un sedán, sino que echa mano del chasis de una pick-up, en este caso, el de una de las pick-ups más rudas que conocemos, la Mitsubishi L200. Tampoco es de tracción delantera, sino que lleva el motor montado en disposición longitudinal y echa mano de un sistema de tracción 4×4 puro, con caja reductora y diferencial bloqueable para atacar los caminos más complicados.

¿Entonces, para quién es la Montero Sport?

No voy a pretender ni por un instante que la nueva Montero Sport es una alternativa lógica a algún crossover familiar como Kia Sorento, Honda Pilot, Mazda CX-9 o Chevrolet Traverse, estos son productos más refinados y espaciosos, con motores más potentes, pero es precisamente esa falta de refinamiento lo que hace atractiva a la nueva Montero Sport, en un nicho de mercado pequeño, pensando en clientes que busquen un SUV para realmente sacarlo del pavimento y llevarlo a los rincones más recónditos del continente.

No hay muchas personas que busquen un producto así, para los que lo hagan, se encontraran con que Montero Sport es la única alternativa en nuestro país por un precio menor a 700,000 pesos, dejando de lado a autos de corte Premium como Land Rover Range Rover, Jeep Grand Cherokee o Mercedes-Benz Clase G.

La Montero Sport no se olvida de todos los lujos a pesar de tener ese foco utilitario, en la versión tope de gama que tuvimos para prueba encontramos asientos forrados en piel, control automático de clima, pantalla táctil con interfaces para Android Auto y Apple CarPlay y asistencias de conducción, frenado autónomo de emergencia y control crucero adaptativo. Todas las versiones tienen control electrónico de estabilidad y 8 bolsas de aire.

En el interior, los materiales cumplen, aunque encontramos algunos acabados de imitación madera que francamente se ven fuera de lugar; en primer lugar porque no viene al caso la madera en un auto utilitario y en segundo, porque no es madera y no está siquiera cerca de aparentar serlo. Sí hay plásticos de tacto suave, en combinación con otros de tacto rígido, pero los ensambles son muy buenos, tanto que en conducción agresiva fuera del pavimento no encontramos vibraciones o rechinidos.

Sensaciones de manejo

Al volante, no destaca por sus modales en el pavimento, el motor V6 de 3.0 litros que incorporan todas sus versiones no es ni mucho menos explosivo, aunque cumple en distancias largas a velocidades constantes, manteniendo el motor en un régimen bajo gracias a la caja automática de 8 relaciones, con una primera, segunda y tercera velocidad cortas para mejorar los arranques y relaciones largas para las marchas más altas, pensando en conducción de autopista.

Además, la caja reductora multiplica el par motor para incrementar la tracción en caminos resbaladizos o en pendientes con tierra y lodo. El modo 4Hi es ideal para conducción dentro del pavimento en condiciones de poca tracción, como lluvia, hielo o hasta nieve

Me gusta la sensación de robustez al volante, la suspensión no es la que más confianza inspira en caminos sinuosos porque la puesta a punto se inclina hacia el lado suave, pero filtra las imperfecciones a la cabina sin sobresaltos aun rodando a velocidades altas. La dirección no comunica demasiado, pero de nuevo, la sentí robusta y razonablemente pesada, cosa que también da seguridad al conductor.

Es fuera del pavimento en donde realmente brilla, porque la robustez del conjunto de la que hablábamos se traslada estupendamente bien a senderos sin pavimentar con obstáculos importantes. No es un todoterreno superficial, es un auto auténticamente capaz, con los sistemas de tracción necesarios y concebido desde el inicio como tal.

Además, tiene capacidad para 7 pasajeros, aunque es cierto que la tercera fila de asientos no es ideal para adultos o trayectos largos, pero siempre se agradece tenerla para que pueda ser usada si se requiere y que se guarde sin entrometerse en el espacio de carga cuando no sea necesaria. Es actualmente el único off-roader en México con esta característica.

Por el precio, podemos pensar en que sus rivales son crossovers para 7 pasajeros, aunque como decíamos, el grueso de las camionetas del segmento no podrá siquiera pensar en llegar a los lugares en los que Montero pisará con seguridad y confianza.

También podríamos hablar de otros todoterrenos más radicales e inmediatamente pensamos en el Jeep Wrangler, que tiene capacidades superiores por 724,900 pesos en versión Sahara Unlimited, pero no tiene capacidad para 7 pasajeros.

Es eso lo que Montero Sport tiene muy bien conseguido, es un estupendo punto medio entre los crossover solamente familiares y los todoterreno puros, con un comportamiento soberbio fuera del pavimento y más que aceptable en autopistas, con la ventaja de tener un amplio nivel de equipamiento y espacio para 7 por menos de 700,000 pesos.

Mitsubishi Montero Sport 2018
Motor: V6 3.0 litros; 216hp y 210lb-pie
Transmisión: Automática; 8 velocidades
Peso vehícular: 1,900 kilogramos
Consumo mixto observado: 9.2km/L
Tanque de combustible: 70 litros
Ángulo de ataque: 30 grados
Ángulo de salida: 24 grados
Ángulo ventral: 23 grados
Precios y versiones:
Sport 4×2 609,900 pesos
Advance 4×2 644,900 pesos
Advance 4×4 689,900 pesos