A prueba: Hyundai Grand i10 y analizamos como se posiciona frente a sus rivales, Ford Figo, Chevrolet Spark, Mitsubishi Mirage, Volkswagen Up! y Nissan March

El segmento de los city cars ha tomado enorme relevancia en nuestro país y es que, por volumen de ventas, ya es uno de los más importantes en México. Tiene sentido porque con ciudades congestionadas como las nuestras un automóvil pequeño de menos 4 metros de largo que se mueve ágilmente en espacios reducidos parece ser la elección lógica para la gran mayoría de los automovilistas. En el pasado, estos autos eran económicos porque tenían deficiencias en las áreas de seguridad, tecnología y terminados, pero eso ya no ocurre más, ahora son autos económicos únicamente por ser pequeños y cuentan con atributos que normalmente podemos encontrar en segmentos más altos como la computadora de viaje, conectividad por Bluetooth, equipo eléctrico, mandos al volante y equipo de seguridad no de sobra, pero cumplidor.

Es extraño porque se percibe que estos autos son más para uso personal en ciudad, pero la realidad es que han evolucionado y pueden llevar a 4 pasajeros cómodamente en ciudad y autopistas, si bien es cierto que un quinto ya viajará algo justo. No son autos rápidos, pero recuperan correctamente y pueden viajar a velocidades de 110 y 120km/h sin sobresaltos entregando consumos que superan los 17km/L.

Descubre cuales son los 6 city cars que se venden en otras partes del mundo y que querríamos ver en México

Todo esto puede ser comprobado mirando al Hyundai Grand i10 que tras una semana nos ha demostrado cuáles son sus principales atributos y porque resulta una elección sensata en el mercado.

Primera impresión, muy favorable

El Grand i10 es el sustituto del i10 que se vendió en nuestro país bajo el paraguas de la firma norteamericana Dodge, este nuevo Grand i10 que llegó a México hace un par de años y se encuentra a la venta en distribuidores Hyundai es 18 centímetros más largo y a pesar de que el motor no es considerablemente más grande si es un 25% más potente.

Por fuera se ve diferente, con líneas que nos recuerdan a otros autos de la familia, pero en una escala pequeña y es que el único hatchback que Hyundai comercializa en México debía ser moderno y diferente como el resto de la gama. El frente echa mano de líneas audaces con una parrilla angosta escorada por grandes faros de líneas suaves y una gran toma de aire inferior que lo dota de presencia y carácter, no lo confundiremos con ningún otro auto pequeño pues tiene personalidad propia. De costado nos gusta la moldura terminada en plástico porque aporta un contraste interesante al conjunto de colores y, al mismo tiempo, protege a las puertas de banquetas altas u otros obstáculos al abrirlas. En la parte trasera lo primero que salta a la vista son las calaveras que se expanden hasta el costado y terminan muy cerca de las puertas traseras. En el apartado estético, lo único que quizá pudiéramos pedir en una versión tope como la que probamos es que montara rines más grandes pues, otros modelos del segmento como el Spark y Up! llevan aros de 15 pulgadas que les dan un perfil de aspecto más elegante, en lugar de los neumáticos de 14 pulgadas que equipaba nuestro ejemplar de prueba.

El interior echa mano de materiales agradables tanto a la vista como al tacto y nos agradó la combinación de colores negro y naranja en tablero, asientos y paneles de puertas, pues le dan a todo el interior un aspecto fresco y exclusivo. Cuenta, como es de esperarse, con aire acondicionado y sistema de sonido, pero lo que valoramos de forma muy positiva y que francamente no esperábamos encontrar en un auto de este tipo es el sistema de sonido con Bluetooth y función de streaming, que permite reproducir música desde el teléfono inteligente sin necesidad de cables. También puede leer los datos de nuestro celular y descargarlos en la pantalla monocromática para hacer llamadas sin necesidad de sacar nuestro teléfono de la bolsa.

Nos ha sorprendido de forma positiva lo espacioso que se siente el auto por dentro y es que es difícil imaginar que un automóvil de este largo y alto pudiera contar con una cabina tan cómoda, su servidor de poco más de 1.8 metros de altura pudo acomodar el asiento del conductor de forma tal que la posición de conducción resultó agradable y había espacio de sobra para piernas en plazas traseras. Debido a que los ocupantes van sentados muy abajo, el espacio para la cabeza es sobrado y solamente personas de más de 1.90 metros podrían tener problemas en este aspecto.

En marcha, agilidad y eficiencia

Ya tras los mandos, el Grand i10 inspira seguridad y si por dentro se siente más grande de lo que en verdad es, al manejarlo en ciudad inspira precisamente lo contrario, se percibe pequeño y ágil, gracias, en parte, a que la transmisión manual de 5 escalones logra exprimirle lo máximo a cada uno de los 88 equinos de potencia que entrega el motor, que, por cierto, equipa apertura variable de válvulas para optimizar el consumo de combustible. La primera y segunda relación de la caja son cortas y se encuentran bien engranadas una con otra, es decir, tras cambiar de primera a segunda el auto sigue estando en su punto de entrega máxima de par y es por eso que no le cuesta arrancar en pendientes y alcanzar velocidades de 50 o 60km/h más rápido de lo que podríamos esperar. A pesar de contar con solo 1.25L de desplazamiento, el motor entrega una cantidad de torque saludable, a la par con lo que vemos en autos como el Spark con motor de 1.4L, pues son 88lb-ft que se encuentran disponibles en su totalidad a las 4,000rpm.

Para los que busquen un manejo más relajado y cómodo en tráfico espeso, es uno de los pocos del segmento que se puede adquirir también con una caja automática en todas sus versiones. La dirección es de reflejos rápidos permitiendo que podamos estacionarnos fácilmente o hacer cambios de sentido en un solo movimiento, aunque no es lo que se puede decir comunicativa, está demasiado asistida y no transmite demasiado de lo que ocurre en el pavimento, pero para el foco de este auto, es más que correcta.

Probando los consumos, obtuvimos alrededor de 9.5km/L en tráfico muy pesado en la ciudad y sin cuidar el acelerador en lo más mínimo. Saliendo a la autopista hacia Cuernvaca y manteniendo una velocidad constante entre los 110 y 125km/h estos se dispararon y alcanzaron los 16.6km/L. Sin embargo, el punto en el que el auto parece sentirse más cómodo, y en donde consecuentemente entrega los mejores consumos, sucede a 90km/h en quinta marcha, girando debajo de las 2,500rpm y alcanzando picos en el consumo de hasta 20km/L.

Una puesta a punto balanceada y sensata

Los frenos, de disco adelante y de tipo tambor atrás, cumplen, detienen al pequeño Grand i10 con facilidad y gracias a que esta versión incluye sistema antibloqueo con distribución electrónica de frenado mantienen la compostura en frenadas de pánico, la trasera no se pierde y mantiene la línea que le ordene el eje delantero en todo momento. Los ingenieros de Hyundai apostaron a la segura con la puesta a punto de la suspensión y no fallaron, tratándose de un auto que detiene la báscula debajo de los 950 kilogramos no era realmente necesario dotarlo de una marcha rígida para hacerlo estable y han logrado un muy buen balance entre rigidez y suavidad de marcha. En autopistas sinuosas inspira confianza y a pesar tratarse de un vehículo de pisada pequeña permite incluso correcciones con frenos y dirección a mitad de una curva sin amenazar con perder la compostura. Por otro lado, en caminos irregulares filtra muy bien las imperfecciones para que los pasajeros viajen cómodos. Es el balance que nos pareció el idóneo para un auto con el enfoque del Grand i10.

Así, el auto más pequeño de Hyundai en territorio azteca actualmente tiene una propuesta de valor en el segmento en el que participa, aunque debemos decir que las versiones de entrada de este auto, denominadas GL, no montan ni frenos antibloqueo ni bolsas de aire y en consecuencia reciben cero estrellas en las pruebas de impacto de Latin NCAP. La recomendación entonces, es evitar estas versiones y pagar 20,000 pesos más por las versiones GL Mid que si llevan este equipamiento que consideramos importantísimo y que, por debajo de los 170,000 pesos, siguen estando en la media de precios dentro del segmento.

Precios y versiones TM|TA:

GL – $148,150|$159,450

GL Mid – $168,150|$179,450

GLS – $182,150|$193,450

Motor:

L4 1.2L; 88hp @6,000rpm y 88lb-pie @4,000rpm

Transmisión:

Manual; 5 velocidades

Automática; 4 velocidades

Consumo medio en ciudad observado:

11.2km/L

Consumo medio en autopista observado:

16.6km/L

Espacio en cajuela:

256L

Unidad probada: Hyundai Grand i10 HB GLS TM; $180,150

Un segmento peleado

Los rivales son variados y podemos considerar como competidores de este auto a todos aquellos hatchbacks que no superan los 4 metros de longitud y que se venden, en versiones de entrada, por un precio de entre 160,000 y 170,000 pesos y alcanzan los 200,000 en versiones tope. Es importante definir que aunque automóviles como el Renault Sandero y Volkswagen Gol están en este rango de precios, son autos de mayores dimensiones que no compiten frontalmente en esta categoría.

Chevrolet Spark

Es una de las estrellas del segmento, principalmente porque monta tecnología muy interesante por un precio similar al Grand i10 GLS. Las versiones LTZ superan los 200,000 pesos por muy poco, pero equipan pantalla táctil con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay. Los acabados interiores se perciben sólidos y los materiales son de muy buena calidad. Es un auto sumamente completo al cual podríamos pedirle dos cosas, una opción de transmisión automática y frenos antibloqueo en versiones LT. Con sus 3,636mm de largo es uno de los más pequeños de este segmento, siendo 13 centímetros más corto que el Grand i10.

#AnálisisDeGama: Todas las versiones, motores y equipo del Chevrolet Spark

Precios:

LT – $174,900

LTZ – $211,900

Activ – $218,900

Motor:

L4 1.4L; 98hp @6,200rpm y 89lb-ft @4,400rpm

Transmisión: Manual, 5 velocidades

Consumo mixto estimado: 22.2km/L

Volumen en cajuela: 187L

Ford Figo hatchback

Con 3,795mm de largo es uno de los más grandes de esta categoría y también uno de los más potentes con un motor de 1.5L de desplazamiento y 105hp. Se posiciona como un auto redondo con completísimo equipo de seguridad desde versiones de media gama y es el único en este grupo de autos que puede equipar control electrónico de estabilidad y hasta 6 bolsas de aire en versiones Titanium con carrocería sedán. Las versiones automáticas son otra de las razones por las que brilla pues la caja es de 6 marchas y no de 4 como la que montan los Grand 10 y gracias a que utiliza una unidad de doble embrague en lugar de un convertidor de torque convencional es una alternativa más dinámica. No equipa pantalla táctil pero la consola Smartphone es una solución sencilla e inteligente que permite acoplar nuestro teléfono al automóvil para usar diversas funciones como si se tratara de una pantalla touch a color integrada.

A prueba: Ford Figo Sedán y sus rivales

Precios TM|TA:

Impulse – $177,900|$196,400

Energy – $192,300|$210,000

Motor:

L4 1.5L; 105hp @ND rpm y 105lb-ft @ND rpm

Transmisión:

Manual; 5 velocidades

Automática de doble embrague; 6 velocidades

Consumo mixto estimado: 17.2km/L

Volumen en cajuela: 257L

Mitsubishi Mirage

Recién remodelado para 2017, es también un competidor del Grand i10 por tamaño, motorización y enfoque. El motor es de 1.2L de cilindrada, pero en este caso, se trata de un tres cilindros en línea con un déficit en potencia y torque respecto al Grand i10, mismo que usa un bloque de cuatro pistones. La versión de entrada con transmisión manual no monta frenos antibloqueo y hay que escalar a la versión automática continuamente variable para acceder a este atributo aunque todos los Mirage llevan de serie doble bolsa de aire frontal. Las versiones tope están equipadas con pantalla táctil aunque sin interfaz para teléfonos inteligentes.

Conoce el renovado Mirage 2017 a fondo

Precios TM|CVT:

GLX – $170,400|$190,400

GLS – $197,900|$220,900

Motor:

L3 1.2L; 76hp @6,000rpm y 74lb-ft @4,000rpm

Transmisión:

Manual; 5 velocidades

Automática CVT

Consumo mixto estimado: 23.6km/L

Volumen en cajuela: ND

Nissan March

Es ya unos de los veteranos de esta categoría y una nueva generación podría estar muy próxima. A pesar de haber recibido un lavado de cara hace unos años este auto ya comienza a sentir el paso del tiempo tanto en diseño como en terminados. El motor es un 1.6L que comparte con los Versa y Note y se asocia a transmisiones manuales de 5 escalones o bien, una automática de 4. Por equipamiento es, al menos en la versión tope, muy completo, pues equipa climatizador automático y pantalla táctil con sistema de navegación. Para 2017 todas las versiones montan doble airbag frontal y solo las versiones de entrada Sense y Active pasan de los frenos antibloqueo.

Precios TM|TA:

Sense – $162,000|$176,500

Advance – $179,600|$194,500

Advance Navi – ND|$212,200

SR Navi – $212,800|ND

Active – $135,500|ND

Active A/C – $142,00|ND

Active ABS – $151,200|ND

Motor:

L4 1.6L; 106hp @5,600rpm y 105lb-ft @4,000rpm

Transmisión:

Manual; 5 velocidades

Automática; 4 velocidades

Consumo mixto estimado: 16.8km/L

Volumen en cajuela: 230L

Volkswagen Up!

Por varios factores es uno de los rivales a vencer ya que todas sus versiones equipan bolsas de aire frontales y frenos ABS, además, a una estructura sólida y estable es el único automóvil de este segmento que consigue los honores máximos en las pruebas de choque de Latin NCAP. El motor es el más pequeño, de 1.0 litros, 75 caballos y capaz de conseguir hasta 18km/L, pero gracias a que el conjunto no supera los 930kg de peso y a que todo el torque está disponible desde 3,000rpm se mueve de forma adecuada. Los terminados en el Volkswagen Up! son de los mejores que vemos en este segmento y eso lo dota de un plus adicional. Se puede adquirir en versiones CrossUp! con aspecto aventurero y sensores de reversa por un precio inferior a los 190,000 pesos.

#FrenteAFrente: Chevrolet Spark vs Volkswagen Up!, dos urbanos eficientes y juveniles

Precios:

Take up! – $137,490

Move up! – $157,990

High up! – $167,990

Cross up! – $182,990

Motor:

L3 1.0L; 75hp @6,200rpm y 70lb-ft @3,000rpm

Transmisión:

Manual; 5 velocidades

Consumo mixto estimado: 18.2km/L

Volumen en cajuela: 285L

Continúa leyendo: Las #MejoresCompras del 2016 en el segmento de los subcompactos de entrada