A prueba: Honda Accord V6 Sedán y lo enfrentamos a KIA Optima, Mazda6, Ford Fusion y Hyundai Sonata

Después de una semana completa conviviendo con el nuevo Accord Sedán de la nipona, descubrimos que su nueva estructura está tan bien lograda que prácticamente se pone a la altura de los productos de Acura. Este factor resulta muy interesante, pues al parecer, Honda está buscando potenciar sus productos a tal grado que se posicionen en el nivel de su marca de lujo.

También te puede interesar nuestra prueba al nuevo Honda Civic

Es importante mencionar que el segmento en el que actúa el Honda Accord es muy competido debido a que todos los integrantes tienen muchas similitudes, como tamaño, rango de potencia, motorizaciones, equipamiento y precio. Todos los participantes cuentan con espacio interior abundante, longitudes totales de entre 4.7 hasta los 4.9 metros y rangos de precios (aproximados) que van desde los 300 mil hasta los 470 mil pesos.

El Accord Sedán es una gran apuesta en la categoría, para nosotros es uno de los tres mejores en su perfil y en esta completa prueba te contamos los porqués.

Diseño, tecnología y seguridad

Este nuevo Accord tiene muchos puntos positivos, pero uno de los que tienen más peso se localiza en el apartado externo. Y es que la evolución trae consigo nuevas defensas con mayores dimensiones que aportan en dinamismo, rines de 17 pulgadas, entradas de aire más grandes, grupos ópticos con tecnología LED y puntas de escape cromadas. Este japonés atesora líneas de diseño bastante llamativas que, tal vez no sean las más vistosas del segmento, pero si mantienen una gran presencia en vía.

Por dentro, el equipamiento, los materiales y los terminados hacen un equipo que necesita ser detallado. En el ramo tecnológico, este japonés utiliza comandos de voz con los que se puede cambiar la música, guiarse a través de la navegación satelital, responder mensajes de texto y realizar llamadas. Además echa mano del sistema Car Play, con el cual, ayudados por un smarthphone, podemos hacer uso de aplicaciones viales y de entretenimiento.

Resulta muy importante la buena relación que existe entre tecnología interna y buen nivel de acabados. A decir verdad, los plásticos del Accord se perciben de buena calidad y con un ensamble a la altura de los mejores del segmento. El volante forrado en piel tiene muy buen tacto e incorpora controles que hacen funcionar prácticamente todas las pantallas del coche, además de comandar al control crucero.

Por otro lado, encontramos una nueva serie de elementos de seguridad activa y pasiva. Entre los que nos interesa destacar el sistema LineWatch que apoya a la conducción segura gracias a un funcional enfoque de giro, la cámara de reversa con tres ángulos de visión, bolsas de aire frontales, laterales y de tipo cortina y, el control de estabilidad VSA con control de tracción, frenos ABS y monitor de presión de neumáticos.

El interior del Accord resultó un lugar en el que nos encantó estar. Es seguro, muy espacioso, confortable, fácil de entender y versátil. Destacamos la habitabilidad del mismo, pues entran holgadamente cinco personas adultas gracias a que los asientos ofrecen una amplia y cómoda superficie de contacto así como un ajuste eléctrico. La segunda fila goza la ventaja que supone una generosa distancia entre ejes de 2,775 milímetros.

Metales civilizados

En el apartado mecánico, el Accord Sedán de nueva factura ofrece dos motorizaciones para nuestro país (L4 y V6); en el cuatro cilindros encontramos inyección directa, 2.4 litros de cilindrada y 185 caballos, mientras que en el 3.5 litros V6 (versión que tuvimos a prueba) se anuncian 287 HP acoplados a una transmisión manual de seis relaciones y un sistema de gestión variable de cilindros para contribuir en eficiencia.

Este impulsor tiene una vertiente sumamente importante para los consumidores. Si bien es cierto que sus casi 300 caballos siempre están listos para moverse rápido y que en carretera impulsan con dinamismo y soltura a la carrocería, el gasto de carburante nos parece un punto a considerar. Ya sea en ciudad o en carretera el Accord es “gastalón” aún teniendo la modalidad ECO activada y, si el conductor mantiene las revoluciones altas en el tacómetro, tendrá que pasar a repostar gasolina con mayor frecuencia.

Finalmente son unas por otras. Las prestaciones del Accord EXL V6 prácticamente ya no las encuentras en el segmento y si el cliente busca un coche bien equipado y civilizado, pero con un toque “deportivo”, este japonés es una gran opción.

Sobre la transmisión no hay quejas. A diferencia de las cajas CVT que utilizan los Accord de cuatro cilindros y los productos urbanos de Honda, este engranaje automático de seis escalones es rápido y preciso cuando se le demanda, pero también sobrio y atinado cuando se maneja en ciudad.

Puntos positivos

Espacio interior

Respuesta del conjunto mecánico

Iluminación externa

Puntos mejorables

Plásticos más suaves en plazas traseras

Menos gasto de combustible

 

VERSIÓN PROBADA: EXL V6 Navi

MOTOR:  V6 de 3.5 litros (opción 4 cilindros) 

POTENCIA:  278 HP y 252 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Automática de seis en versión (opción cajas CVT)

CAPACIDAD DE CAJUELA: 350 litros

CONSUMO COMBINADO: 10.8 km/l

 

VERSIONES Y PRECIOS

LX – $ 359,900

Sport – $ 389,900

EXL Navi – $ 427,900

EXL V6 Navi – $ 477,900

Los rivales

KIA Optima

El recién llegado Optima es producto que ha sido diseñado y concebido desde el inicio para competir fuertemente y hasta posicionarse como el referente de la categoría.

De inicio lo que más sorprende del Optima es su diseño global porque se ve moderno y estrena la nueva filosofía de diseño con la parrilla frontal que se extiende de lado a lado hasta encontrarse con los grupos ópticos. Visto de perfil es limpio y libre de molduras o adornos mientras que la parte trasera echa mano de calaveras alargadas con tecnología LED.

El interior nos parece excelente para el segmento y lo colocamos en el mismo escalón que el del Mazda6. Utiliza materiales con texturas agradables a la vista, suaves al tacto y el equipamiento es muy completo. El volante es de tres radios con paletas de cambio y diseño claramente deportivo.

Lo manejamos desde la Ciudad de México hasta Cancún y sinceramente nos parece el mejor equilibrado del segmento. Su motor 2.0 litros turbo entrega 245 caballos, pero también es eficiente.

Motorizaciones:

2.4L L4 185hp @6,000rpm y 178lb-ft @4,000rpm

2.0L turbo 245hp@6,000rpm y 260rpm @4,000rpm

 Transmisión: Automática de seis velocidades

Consumo combinado: 15.1 km/L (motor turbo)

 

Precios y versiones:

2.4L GDI LX T/A – $315,900

2.4L GDI EX T/A – $354,900

2.0L Turbo GDI SX T/A – $410,000

2.0L Turbo GDI SXL T/A – $435,000 (versión recomendada)

Mazda6

El Mazda6 despunta respecto a sus competidores gracias a su planteamiento estético, a su tecnología interna y a la calidad que incorpora en sus componentes. Si bien es cierto que la competencia en este segmento es muy fuerte y que prácticamente todos los vehículos tienen un gran nivel de construcción, el sedán de Mazda logra ponerse por encima de sus competidores en materia visual y en calidad de terminados. Podríamos decir que la marca se acerca a un sector Premium con su vehículo familiar. No obstante, nos parece importante destacar que los interiores de Optima se posicionan muy a la par.

Aquí nuestra prueba de manejo del Mazda6

Bajo el cofre, se alberga un motor cuatro cilindros de 2.5 litros SKYACTIV-G con 188 caballos y 184 lb/pie de torque máximo. Aunque este pequeño impulsor es suficiente para mover al Mazda6, nos parece que le hace falta una opción V6 como se incorporaba antes. De igual forma, la transmisión automática SKYACTIV-D de seis escalones con modo manual y modalidades de conducción, apoya de buena forma al sedán.

En el Accord no tenemos este problema, pues su motor V6 es realmente brioso y en carretera no tiene ningún inconveniente.

MOTOR: 4 cilindros de 2.5 litros

POTENCIA: 188 HP y 184 lb/pie

TRANSMISIÓN: Automática de 6 velocidades

CONSUMO COMBINADO: 16.30 km/l 

 

VERSIONES Y PRECIOS

i Sport – $ 342,900

i Grand Touring – $ 392,900 (versión recomendada)

i Grand Touring Plus – $ 432,900

Ford Fusion

Este americano tiene todos los atributos para posicionarse como el más vendido de su categoría. A decir verdad, sus líneas externas lucen sorprendentes (a la altura del Mazda6), pero lo más importante viene en la relación que existe entre equipamiento, eficiencia y precio.

El Fusion de última generación es producido en la planta que Ford tiene en Hermosillo, Sonora y debemos de destacar su equipamiento base pues de entrada cuenta con cámara de reversa, rines de aleación de 16 pulgadas, bolsas de aire completas y sistemas de infotenimiento y conectividad.

En cuanto a motor, el sedán americano deja de usar el bloque 1.6 litros EcoBoost para incorporar únicamente el 2.0 EcoBoost. Además, globalmente ya no se venderá la versión con caja manual de seis velocidades para enfocarse hacia una conducción con transmisiones cien por ciento automáticas.

MOTOR: 4 cilindros de 2.5 litros / 2.0 litros turbo GTDi

POTENCIA: 175 HP y 175 lb/pie / 240 HP y 270 lb/pie

TRANSMISIÓN: Automática Selectshift de seis marchas

CAPACIDAD DE CAJUELA: 300 litros

CONSUMO COMBINADO: 16.1 km/l

 

VERSIONES Y PRECIOS

S – $ 333,500

SE – $ 368,900

SE Advance Nav – $ 384,000

SE Luxury – $ 390,300

SE Luxury Plus – $ 414,400

Titanium Plus – $ 453,800

Hyundai Sonata

El Hyundai Sonata llegó a nuestro país con un precio adecuado y llamativo para los dominantes de su apartado de mercado. Podemos hablarles de un competidor muy interesante que aterriza para hacerle frente al Ford Fusion, Honda Accord, Mazda6, VW Passat y Toyota Camry. Sin duda una buena oferta, pero creemos que le costará bastante seducir a todos los consumidores de este competido perfil de productos.

Aquí nuestra prueba de manejo del Hyundai Sonata

Los espacios en el habitáculo son atractivos para familias grandes o personas que disfrutan del confort de un coche mediano. Como buen sedán de más de cuatro metros, el Sonata goza de muchos distintivos tecnológicos y de comodidad, sin embargo, hay que puntuar que la pantalla táctil nos pareció muy pequeña y simple.