A prueba: GMC Terrain, evolucionada y efectiva

El segmento de los SUVs compactos es gigantesco y GM tiene bajo la manga una estrategia interesante para ofrecer algo diferente, muy bien equipado, sólido pero, sobre todo, efectivo que nos ha dejado realmente sorprendidos.

GMC funciona como una marca que permite al grupo General Motors ofrecer un producto mucho mejor equipado que un Chevrolet pero sin los costos que significaría ser un Cadillac. A mi siempre me había parecido innecesario y a veces incomprensible, hasta ahora.

Esta segunda generación es, seguramente, el mejor GMC jamás entregado: se basa en una plataforma nueva que tuvo como meta reducir el peso hasta en 160 kg y al mismo tiempo mejorar la rigidez estructural en un 34%.

Además de desarrollarse sobre la nueva plataforma, la renovada GMC Terrain echa mano de un motor turbo de 252 hp acoplado a una transmisión de nueve velocidades de última generación.

Reconocemos que está llena de buenos detalles y, principalmente, de una conducción muy efectiva gracias a un conjunto de elementos de última generación en el grupo: caja de nueve, una familia de motores turbocargados y una plataforma muy robusta que transmite confianza, es precisa y sirve como base para otros productos.

Buen reto

Cuando manejamos el producto en su lanzamiento hace algunos meses, nos quedamos con muy buen sabor, pero con ganas de más. La marca presumía de una efectividad como nunca antes se había visto, gracias las mejores que se hicieron principalmente orientadas a la conducción: una SUV más ligera, más ágil; con mayor precisión, algo que no solía ser característico de estos modelos.

Por eso, cuando llegó a nuestra redacción, decidimos realizar una prueba algo diferente: someterla a un reto de desempeño como no se le había hecho jamás. Para ello escogimos una ruta bastante exigente: La Sierra del Tigre. Esta coordillera se ubica en la Sierra Madre Occidental al Sureste de la capital tapatía y es un recorrido que se tiene que tomar si queremos llegar a los Pueblos Mágicos de Tapalpa o Mazamitla.

Es una carretera federal con un total de 80 curvas de subida sumamemte estrechas, caminos maltratados y supone una subida de casi 1 km de altura desde la base de la montaña.

Un reto considerable para un SUV que busca confort y buen manejo, pero sobre todo para motor y caja, pues si queríamos ir rápido y disfrutarla, teníamos que exigirle.

De verdad, efectiva

Y una vez que tomamos camino, lo que más nos ha sorprendido es la solidez del bastidor. A pesar de que estamos ante un SUV de buen tamaño y peso (supera la tonelada y media), la puesta a punto de suspensiones y dirección permiten que podemos exigirle en este tipo de caminos.

Da confianza y eso se transmite a la cabina. Además, el motor es sumamente efectivo. Pasamos de una altura de 1,344 msnm a 2,295, casi un kilómetro de variación y una distancia total de 25.7 km nada más en la subida

Una mecánica normalmente aspirada sufriría por los cambios de altitiud. Insistimos en la dirección pues, además de la variación de altura que reta al motor, hay que sumarle que es un camino sumamente revirado: atacamos un total de 80 curvas en constante subida.

Pero la bajada también pintaba a ser más exigente, sobre todo para el sistema de frenos y dirección, con curvas incluso sin tanto peralte favorable.

El eje posterior bastante obediente y se nota una buena mancuerna. Y si nos pasamos de la física, el Stabilitrak nos ayuda a mantenernos en trayectoria, aunque debemos reconocer que es poco entrometido, el bastidor y suspensiones hace mucho de su trabajo.

Si hablamos de su consumo, el verdadero beneficio de la caja sale a relucir en condiciones de manejo citadinas o autopistas de buen firme. Para el apetitosos motor turbo conseguimos hasta 14.2 km/l rodando a 110 km/h.

Por cierto, la nueva caja ofrece una interesante solución denominada electronic precision shift que permite eliminar la palanca de la transmisión y reemplazarla por botones que no es nuestro hit, pero  permite ofrecer una consola central con un diseño más limpio y mucho más espacio para guardar cosas.

Completa

El equipamiento es uno de sus puntos fuertes, con un diseño diferenciador a los productos con los que comparte plataforma, lo que nos parece un acierto. Se combinan materiales como buenos plásticos, piel y madera, con acentos en plásticos más brillantes. En general tenemos una buena sensación de calidad.

Destaca la pantalla táctil de 8 pulgadas con la última generación del sistema de infotenimiento Intellilink con una nueva interface que permite loggearte desde tu cuenta de OnStar y mantener preferencias de confort como estaciones favoritas o temperatura interior sin importar el auto, además de una tienda de aplicaciones en donde podemos bajar servicios de información en tiempo real; conectividad 4G LTE con internet hasta para 7 dispositivos, y conectividad para Apple Car Play y Android Auto.

También contamos con un potente equipo de sonido Bose, cinco puertos de carga USB o una conexión de 110 volts trifásica como la que puedes tener en casa y un enorme techo panorámico para todas las plazas. También podemos acceder y arrancar el vehículo mediante la llave de presencia, abrir y cerrar el portón trasero con el simple movimiento del pie o encenderlo de manera remota para poner la cabina a temperatura antes de ingresar.

Y sin importar las condiciones del clima, se ofrece un sistema de aire acondicionado electrónico bizona, asientos calefactables en todas las plazas y ventilados en las plazas delanteras.

Y en materia de seguridad, Terrain suma sistemas que colaboran a una conducción mucho más efectiva, como el asistente de mantenimiento de carril que en condiciones ideales de la infraestructura vial, evita cambios de carril por una distracción; también suma un sensor de tráfico cruzado, muy efectivo para maniobras de reversa en lugares cerrados; agrega, también, alerta de colisión frontal con señales visuales, auditivas y de vibración en el asiento del conductor y además incluye frenado a bajas velocidades; completan control de descenso, control de crucero adaptativo, sistema de monitoreo de punto ciego, iluminación Full Led en faros y calaveras, así como seis bolsas de aire, frenos ABS y controles de tracción y Stabilitrak, cerrando con un efectivo sistema de estacionamiento mediante cámaras de 360 grados.

Como podemos ver, es un producto muy redondo que se coloca como una opción para quienes buscan muy buen nivel de equipamiento, calidad de materiales y manejo, sin tener que acceder al segmento Premium por precio.

GMC Terrain
Motor: 4 cilindros, 2.0L, 252hp y 258 lb/pie
Transmisión Automática 9 velocidades
Consumo oficial: Ciudad: 8.8 km/l
Carretera: 10.9 km/l
Consumo en pruebas: Autopista: 14.2 km/l
Combinado: 9.9 km/l
Capacidad de carga: 838L
*0 a 100 km/h: 9.1s
*100 a 0 km/h: 42.1m
Versiones y precios:
GMC Terrain SLT: 584,900 pesos
GMC Terrain Denali: 641,900 pesos
Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox de Vbox México