Noticias destacadas, reseñas y consejos

A Prueba: Alfa Romeo Stelvio 2018

Alfa Romeo entra en el juego de las SUVs con un la Stelvio, un bello paquete que intenta mantener viva la herencia deportiva de la marca italiana

Intentando mantener su legendaria imagen como fabricante de autos deportivos, la Stelvio es pieza clave en el gran renacimiento que la casa ha tenido desde que se plantease el desarrollo de su plataforma Giorgio.

Toda la fuerte inversión de FCA hace que se presente una renovada faceta de intenciones premium, que pretende dar más que un susto a los contrincantes alemanes. La Stelvio sin duda es una clara muestra de ello y se planta justo para hacer frente tanto a la BMW X3 como a la Audi Q5 o la Mercedes-Benz GLC, pero dada su herencia deportiva, su verdadero rival en teoría es la Porsche Macan.

alfaromeo_stelvio_exterior22

Bello paquete

Primero que nada, hablemos del diseño, pues es imposible no entrar al tema cuando estamos frente a un producto de Alfa Romeo, con todo y el legado que conlleva en ese sentido.

Líneas fluidas y volúmenes orgánicos envuelven a la Stelvio, desafiando los trazos rectos y geométricos que han inundado al mercado en los últimos años. Además, incorpora todo lo observado en el Giulia, como las ópticas afiladas tanto en el frente como en la parte posterior y con tecnología LED para iluminar nuestro camino. Esto hace juego con el perfil y con la inevitable parrilla triangular, sello obligado que desplaza la placa hacia un costado.

alfaromeo_stelvio_exterior12

Belleza interior

En el interior, encontramos un agradable espacio, que de nueva cuenta incluye el uso de formas orgánicas. Suma la utilización de materiales de buena calidad con un contrastante color rojo en tablero, puertas y tapicería de piel perforada, si bien al mirar todo a conciencia, veremos que ajustes, holguras, algunos remates inferiores o el tacto de varios mandos quedan un peldaño debajo de rivales germanas que, incluyendo la Porsche Macan en versión GTS, son a la fecha menos costosas. Los insertos metálicos y costuras contrastantes también aportan a la sensación más positiva a bordo.

Los asientos proporcionan una postura cómoda con muy buena sujeción lateral y además cuentan con una extensión de banca que se agradece en los viajes largos. El mullido y su forma son típicos de Alfa Romeo, tanto como la posición de manejo que por ser en este caso un SUV, tiende a ser alta, pero transmite mucha confianza al tener muy buena visibilidad hacia el frente y porque obliga a una forma de sentarse más propia de un auto de perfil más radical, con un volante cercano, de fino aro y sin inclinación alguna que afecte su operación y unos pedales muy cercanos que en relación a cómo se ponen los brazos, fuerzan al conductor a ubicarse con las piernas bien apoyadas para tener pleno dominio sobre los pedales: pasa en un MiTo, pasa en un Giulietta, pasa en un Giulia, pasa en un 4C y la Stelvio no puede ser la excepción.

alfaromeo_stelvio_interior14

El espacio para los pasajeros traseros es suficiente para dos adultos y prevalece el uso de los mismos remates de la fila anterior. A la percepción de amplitud ayuda el techo panorámico. La cajuela muestra unos correctos 525 litros, justo en la media del segmento y de paso tiene instalados unos rieles para sujetar la carga.

La lista de equipamiento tampoco decepciona, comenzando por un infoentretenimiento con pantalla de 8.8 pulgadas que se controla mediante una perilla en la consola central e incluye navegación 3D. También gestiona el sistema de sonido de 14 bocinas de alta fidelidad, realizado por Harman Kardon con 900w de potencia, además de la conectividad con las plataformas de Android Auto y Apple CarPlay.

alfaromeo_stelvio_interior11

Cabe mencionar que la relación de aspecto de la pantalla es diferente a lo usual y la interfaz de CarPlay se expande a todo lo ancho, ofreciendo una vista muy agradable, lo que no sucede con la cámara de reversa que muestra un tamaño de imagen muy pequeño y no ayuda.

Un encantador detalle es el encendido por botón situado en el volante, muy al estilo de Ferrari. Una segunda pantalla configurable en medio de los instrumentos, múltiples tomas de corriente de USB y de 12 V, asientos con ajuste eléctrico y un climatizador automático de doble zona con salidas para los ocupantes posteriores cierran la completa lista de accesorios.

Mecánica a la altura

Como bien decíamos, la nueva Stelvio utiliza como base a la plataforma Giorgio, sobre la cual también se encuentra basado el Giulia. Dicha arquitectura es muy importante para el futuro de todo FCA, porque servirá como base a muchos de los próximos modelos no sólo de Alfa, sino de todo el grupo y es notoria la dedicación que se ha puesto en su desarrollo.

Capaz de soportar potencias de más de 500 hp, la plataforma Giorgio ofrece en la Stelvio un singular comportamiento que, junto con la suspensión de dureza variable, ofrece una calidad de marcha con muy buen filtrado que transmite mucha confianza al circular rápido. Una carretera llena de curvas es la ideal para explotar virtudes como una distribución de peso igual entre cada eje o el excelente tacto y precisión de la dirección.

alfaromeo_stelvio_exterior17

Nada de esto es posible sin la ayuda del tren motor, que utiliza un cuatro cilindros de dos litros turbocargado que genera 280 hp y 295 lb-pie de torque vía una caja automática de ocho relaciones que a su vez manda toda la potencia a las cuatro ruedas. Salvo por la tracción integral, esta mecánica ya la conocemos en el Giulia TI.

La respuesta depende mucho de la modalidad de manejo seleccionada, porque como buen Alfa, incluye el selector DNA que permite elegir entre los modos de Advanced Efficiency, Natural y Dynamic, variando la respuesta de todo el conjunto entre cada uno de ellos.

Al seleccionar el más eficiente, la sensación de entumecimiento es muy perceptible, invitándonos a ir con suavidad en pro de una mejor autonomía. Pero al elegir el modo dinámico, se torna muy contundente y consigue pegarnos al respaldo mientras aceleramos a fondo.

La respuesta de la transmisión también es muy buena, sólo que no es muy obediente incluso con el modo manual seleccionado, mediante el cual podemos realizar los cambios a través de unas enormes paletas detrás del volante que son fijas a la columna de dirección. Este pormenor es para resaltar su carácter deportivo, aunque llegan a estorbar para operar los controles de las direccionales y limpiaparabrisas.

alfaromeo_stelvio_exterior33

El punto débil del conjunto mecánico radica principalmente en el sistema de frenos, en donde presenta una considerable fatiga al exigir demasiado al conjunto y además su tacto para algunos conductores es extraño, pues la acción del pedal es electrónica y no física así que la retroalimentación del mismo es simulada. Creemos que en la resistencia al calentamiento puede influir el posible uso de balatas distintas en las versiones para Norteamérica que arriban a nuestro país.

Paquete seguro

En cuanto a seguridad, está lo necesario para proteger a todos los ocupantes, comenzando por el sistema antibloqueo con distribución electrónica de frenado, control de estabilidad y tracción y seis bolsas de aire.

Complementan una serie de asistencias a la conducción, como alerta de colisión frontal con freno autónomo, control crucero adaptativo y la mencionada cámara de reversa.

Todo un SUV de Alfa

Al final, la Stelvio se cuela dentro del segmento de las SUVs intermedias por tamaño para ofrecer un producto que sí hace justicia al legado de Alfa Romeo y se exhibe como una opción muy interesante para los que busquen algo de exclusividad con los rasgos de la herencia deportiva que tiene la casa del biscione.

alfaromeo_stelvio_interior13

Puede que el precio de más de un millón 300 mil pesos pueda parecer exagerado, pero Alfa ha cuidado en ofrecer un paquete muy completo que incluya todo el equipo necesario en una sola versión sin tener que estar checando casillas en los configuradores con la interminable lista de opcionales de las demás rivales Premium. Lo que pesa es que más de una competidora ya tiene un motor de seis cilindros.

Puede que los seguidores más puristas no crean que se trate de un verdadero Alfa Romeo sólo por el hecho de ser un SUV. Sin embargo, sí es el tipo de SUV que está pensado para ese tipo de clientes.

Por: Diego Briseño

Alfa Romeo Stelvio 2018
Motor: 4 en línea, 2.0L Turbo de 280hp y 295lb/pie
Transmisión: Automática, 8 velocidades
Consumo en pruebas: Ciudad: 6.5 km/l
Autopista: N.D.
Combinado: N.D.
Cajuela: 525 L
*0 a 100 km/h: 7.3 s
*100 a 0 km/h: 42.3 m
Versiones y precios:
Stelvio TI $1,350,000
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Ahora lee:

>> Alfa Romeo Giulia y Stelvio Quadrifoglio NRING Edition, un par de ediciones especiales con todo y viaje en Alemania

>> Frente a frente: Alfa Romeo Stelvio vs Porsche Macan, dos SUVs que redefinen la deportividad

>> Primer manejo: BMW X3 M40iA, todo para ser la favorita

Anterior Noticia Siguiente Noticia