9 cosas que harían que los autos eléctricos fueran más fáciles de amar

Una inmensa oleada de nuevos modelos eléctricos está por llegar, y aunque cada vez son más interesantes, todavía les falta camino por recorrer

La mayoría de los fabricantes prepara una inminente estrategia de modelos eléctricos dentro de los próximos años y a pesar de que cada uno de ellos parece tener una clara idea de hacia dónde quiere dirigirse con sus nuevos y modernos autos, todavía hay detalles que podrían mejorar para hacer más fácil la aceptación.

Si bien es cierto que cada vez existen menos detractores de la movilidad eléctrica, todavía hay algunos que aseguran que la adopción masiva de los EVs no es más que una muy clara señal del fin de los tiempos.

Es por esto, por lo que hemos dedicado este espacio para hacer una sugerencia a los fabricantes en cuanto a los detalles que deben de cuidar si quieren tener una mejor aceptación con sus eléctricos.

Interiores de nave espacial

Abogando un estilo futurista, los diseñadores automotrices parecen haber quedado estancados en la idea de que la mejor representación del futuro tecnológico quedó plasmada en las series de ciencia ficción de los 80 y no en ninguna otra parte.

La utilización de plásticos de color blanco brillante en combinación con elementos grises claros o turquesas, ya no son una buna referencia, tampoco es necesario “dejar en claro” que estamos dentro de un auto que es “amigable con el medio ambiente”.

Por cierto, no hay nada de malo con las palancas selectoras de velocidades, no es necesario desarrollar un mando de nave espacial para poder seleccionar reversa.

Exteriores que se esfuerzan de más

La obsesión por los diseños futuristas también se ve reflejado en el exterior, con utilización de muchos elementos de diseño en las carrocerías que podría parecer que trata de justificar su sobrecosto.

Además, está el tema de los tonos de pintura, que se rehúsa en utilizar una gama de colores “normales” a favor de colores extraños que, en lugar de resaltar los detalles estéticos, hacen que los autos parezcan electrodomésticos o de plano se van al otro extremo con colores fluorescentes que pueden hacer que los confundamos con un Pokemon.

EVs con cara feliz

Los eléctricos no necesitan una parrilla que permita el flujo del aire dentro del motor, como los modelos de combustión interna, pero es cierto que existe una cualidad humana acerca de las parrillas de los autos.

En combinación con los grupos ópticos delanteros, la parrilla de la mayoría de los autos puede mostrar una cara o una personalidad que vuelve a los autos en venta, algo más que un simple medio de transporte.

Gamas de EVs más completas

Por lo general, las variantes de la gama de eléctricos son muy pocas y en la mayoría de los casos, la intención de mantener los precios al alcance del público puede hacer que tengamos versiones muy costosas con muy poco equipamiento.

Sabemos que el costo de los componentes no es igual y que tiene mucho que ver con el precio final, sin embargo, ese tipo de carencias hacen muy difícil justificar la compra de un EV.

Sonidos de motor eléctrico

Sobra decir que el sonido de un motor de combustión interna, sobre todo un V8, aporta mucho a la experiencia de pertenencia y es sin duda uno de los puntos de mayor desventaja de los autos impulsados por electricidad.

Sin embargo, sabemos que es cuestión de tiempo para que las distintas legislaciones obliguen a los fabricantes a integrar algún sonido artificial, para hacer saber a los peatones de que un vehículo en movimiento se aproxima, por lo que podrían aprovechar para tener efectos divertidos en ese apartado.

Nombres más interesantes para los EVs

Al estar en una etapa de transición entre las movilidades de combustibles fósiles y electricidad, la postura de la mayoría de los fabricantes es hacia mejorar la reputación del automóvil ante el medio ambiente, por lo que los nombres tienden a reflejar ese compromiso.

Sin embargo, la sobreutilización de nomenclaturas que incluyen “Blue”, “i” o la sola letra “e”, han hecho que parezca que existe algún tipo de bloqueo creativo dentro de los grupos de marketng de los fabricantes, además de que los vuelven más difíciles de identificar. Por otro lado, nombres como Leaf tampoco cuentan con un atractivo como muchos de los autos convencionales.

Anuncios más honestos para los EVs

Por más que la gente quiera “ayudar al medio ambiente” con su auto eléctrico, en realidad los autos eléctricos no dejan de ser herramientas de transporte que se pueden utilizar a diario.

Es por eso que necesitamos que los anuncios de autos eléctricos vuelvan a mostrar esas características de usabilidad, como el espacio disponible de cajuela o autonomía prometida, antes de información técnica difícil de entender.

Una forma más fácil de recargar las baterías

Una de las principales ventajas de un auto con motor de combustión interna sobre los eléctricos, es la facilidad de recarga, pues las gasolineras abundan por las ciudades del país y llenar el tanque requiere de sólo unos minutos.

Sabemos que la demanda hará que las estaciones se multipliquen para ofrecer energía suficiente, pero sería de gran utilidad que, dentro de los estacionamientos o lugares de trabajo, existieran lugares de carga inalámbricos para evitar la falta de compatibilidad con los conectores o estar a expensas de malhechores que puedan desconectar nuestro EV.

Precios exorbitantes

Es un tema delicado, pues sabemos que no es culpa enteramente de los fabricantes, una nueva tecnología genera costos de producción más elevados, pero de nuevo, muchas veces es difícil justificar un sobrecosto de un eléctrico tan elevado en comparación de uno de combustión.

Ahora, los modelos híbridos podrían llenar con facilidad esas diferencias de precios, pero todavía dependen de un combustible fósil y los híbridos enchufables, junto con los eléctricos de rango extendido, también son más costosos que un modelo normal de gasolina.

Ahora lee: