7 posibles razones del ascenso de Kia a dos años de su llegada a México

Fue en días como estos, pero en el año 2015, que Kia Motors anunciaba oficialmente su llegada a tierras mexicanas como una marca que buscaba innovar y romper paradigmas. De inicio, llegaban con solamente tres modelos, Forte, Sorento y Sportage, con una oferta de precios agresiva y un equipamiento completo en todas las versiones.

Hemos investigado, y en retrospectiva, creemos que estas 7 estrategias han sido claves para el éxito de la marca en nuestro país, quedando muy presente en la mente el comprador mexicano. Más que eso, las personas que actualmente son dueñas de un Kia no dudan en recomendarlos a familiares o amigos cuando les preguntan que auto comprar, y esa buena imagen que ha proyectado la marca, no es una casualidad.

Garantía

Desde que la marca llegó a nuestro país, lo hizo con el esquema de garantías y servicio posventa más agresivo de la industria, 5 años de defensa a defensa y 7 años o 150,000 kilómetros en tren motor. Este esquema comunicó a los compradores lo que querían saber, y es que habla de la confianza que tiene la marca en sus propios productos.

Adicionalmente, ofrecer una garantía tan amplia viene con beneficios secundarios, y es que ahora que ya han pasado dos años, los autos de Kia se han vuelto sumamente populares en el mercado de los autos seminuevos, y esto es en parte porque aquellas personas que buscan adquirir un auto usado, ven un beneficio añadido en comprar un coche que todavía tiene garantía de fábrica. Claro, con esto los precios de reventa han incrementado y los principales beneficiarios son los clientes originales.

Rápida expansión de la gama

En julio de 2015, la marca hizo su arribo oficial con solamente tres modelos: Forte, Sportage y Sorento. En tan solo 24 meses, han lanzado 10 productos totalmente nuevos o rediseñados, abarcando segmentos cada vez más importantes de mayor volumen.

Un ejemplo es el de los sedanes subcompactos, al cual llegaron con el Kia Rio e inmediatamente se convirtieron en una de las referencias del segmento por equipamiento, manejo y seguridad, Así ha sido la línea del tiempo de lanzamientos desde su llegada a México.

Tan rápida ha sido la expansión de Kia, que no solo tienen un participante en cada segmento de volumen, sino que ya participan en nichos de mercado relativamente pequeños, autos como el Niro o el futuro Stinger son ejemplos claros.

Modelo Fecha Segmento
Llegada a México Julio, 2015
Kia Optima Enero, 2016 Sedán mediano
Kia Rio Enero, 2016 Subcompacto
Kia Soul Abril, 2016 SUV subcompacto
Nuevo Kia Sportage Abril, 2016 SUV compacto
Nuevo Kia Forte Mayo, 2016 Sedán compacto
Kia Forte Hatchback Septiembre, 2016 Hatchback compacto
Kia Soul Turbo Noviemre, 2016 SUV Subcompacto
Nuevo Kia Rio Enero, 2017 Hatchback subcompacto
Kia Niro Febrero, 2017 Híbrido
Nuevo Kia Rio Sedan Mayo, 2017 Sedán subcompacto

Producción local

Es un punto importantísimo para triunfar en el mercado mexicano, y es que con la producción del Rio y Forte en la planta de Pesquería, Nuevo León, la marca tiene piezas de recambio disponibles para dos de sus modelos mejor vendidos, en gran parte porque se fabrican aquí mismo.

La producción local también le ha permitido a Kia entregar las unidades casi de inmediato después de la compra. No olvidemos que cuando se introdujo el Kia Rio, las listas de espera eran larguísimas y las opciones muy limitadas, solo podía pedirse con caja manual, cosa que lo restringía frente a ciertos rivales. Actualmente, con la introducción del modelo hecho en México, existen 5 diferentes versiones con la carrocería hatchback y otras 4 con el sedán, con opciones de caja manual o automática y una amplia gama de colores.

Equipamiento de seguridad

Fue y sigue siendo uno de los distintivos de Kia en nuestro país, ya que todos sus modelos, exceptuando la versión para flotillas ‘L’ del Forte, todos los modelos cuentan con al menos 6 bolsas de aire, anclajes para silla de bebé y control electrónico de estabilidad desde versiones base. En segmentos de entrada, como es el de Rio o Soul, era sumamente extraño encontrar estos niveles de equipamiento, menos aún por un precio accesible. Kia ha mostrado que sí es posible comercializar un auto pequeño seguro, bien equipado y de buen manejo por un precio razonable.

Red de distribuidores

Desde su llegada, la marca se instaló con 21 distribuidores en la Republica, que le dieron una presencia importante en todo el país. Dos años después, se han inaugurado otros 52 concesionarios para alcanzar 73 en total. Para finales del año, la marca estima tener 85 concesionarios, teniendo presencia en el 98 por ciento del territorio nacional, eso en solamente poco más de 2 años.

Esquema de precios

De inicio, llegó con precios sumamente competitivos que la ayudaron a posicionarse en la mente de sus compradores como una marca que ofrecía un gran valor por el dinero. Dos años más tarde, es verdad que los precios han subido, pero, aun así, creemos que los productos de Kia siguen manteniendo un buen valor en los segmentos en los que participan.

Tomemos al Forte, un auto con rivales que son 30,000 o 40,000 pesos más costosos con equipamientos similares. Otro ejemplo puede ser la Sportage, que en versiones de entrada es todavía una de las pocas SUVs compactas con precios de entrada inferiores a los 350,000 pesos.

Atención al cliente

Kia puso especial énfasis en este punto, los servicios de mantenimiento tienen precios accesibles y la marca cuenta con un par de sistemas sumamente útiles para el cliente. El primero es Kia CVIS que, a través de una aplicación para teléfonos inteligentes, permite que el cliente agende visitas al servicio, conozca los presupuestos y reciba notificaciones en su teléfono cuando el auto quede listo.

El segundo es Kia Assistance, que se incluye por los 7 años de garantía del vehículo sin costo y facilita la atención en situaciones de emergencia para el usuario. Desde llamadas por falta de gasolina, hasta pedidos de grúa, todo se hace rápidamente en la aplicación del teléfono inteligente y la ayuda llega con prontitud.

Estos detalles, han dado valor añadido a la marca, y en algunos casos, son esos detalles los que hacen que un cliente se decante por una marca u otra.