6 claves del nuevo BMW Serie 7

El segmento de los sedanes grandes de lujo recibe a un nuevo integrante en sus filas, se trata de la sexta generación del Serie 7 de BMW, un fastuoso que regresa para pelear mercado con el Audi A8, Mercedes Clase S y Jaguar XJ.

Tecnología más eficiencia

El nuevo Serie 7 lleva consigo la tecnología más reciente de la marca bávara, equilibra la elegancia , la sofisticación, el carácter deportivo y la modernidad de la industria. Fiel a las últimas creaciones de BMW, esta sexta edición está construida bajo el método de elaboración ligera BMW EfficientLightweight, que aporta ligereza, rigidez y resistencia; prueba de ello son los 130 kg menos respecto a la quinta generación.  Asimismo, ahora se emplean polímeros reforzados con fibra de carbono (Carbon Core) en el habitáculo para reducir masas y aumentar la eficiencia.

No obstante, en esta nueva generación los alemanes presentan dos versiones con diferentes tamaños. La más “pequeña” tiene un longitud de 5.09 metros y una distancia entre ejes de 3.07 metros, mientras que la más grande mide 5.23 de largo y cuenta con 3.21 metros entre los dos ejes.

Variedad mecánica

El Serie 7 más reciente ofrece una gran variedad de trenes motrices, habrá disponibles dos motores a gasolina, un Diesel y uno híbrido enchufable. Para los impulsores a gasolina, la tecnología TwinPower Turbo dará vida a las versiones 750i/750Li xDrive (con motores 4.4 V8 de 450 HP) y 740i/740Li ( con impulsores 3.0 L6 de 326 HP). El motor Diesel estará montado en las variantes 730d, 730Ld, 730d xDrive y 730Ld xDrive, en todas habrá una mecánica L6 de 3.0 litros y 265 caballos.

La gran novedad recae en la inédita propulsión híbrida, misma que está compuesta por un motor 2.0 biturbo de cuatro cilindros a gasolina (258 HP) y, por uno eléctrico de tipo síncrono con 95 HP de potencia; en total, se anuncian 326 HP junto a unos consumos medios de 2.2 l/100 km y 50 g/km de CO2. Según la firma teutona, este nuevo Serie 7 puede circular en modo cien por ciento eléctrico entre 37 y 40 kilómetros.

Chasis fino

Existen muchas mejoras en este apartado mecánico. Inicialmente, el sistema de configuración dinámica del chasis Driving Experience Control pasa a contar con una nueva función denominada Adaptive, que permite un reajuste automático en el estilo de conducción, gracias a que lee el trayecto y la carretera para adaptar al coche a distintas características. De serie, el nuevo “siete” de BMW cuenta con ciencia de amortiguación neumática, misma que tiene regulación automática del nivel y control dinámico de los amortiguadores DDC. Por otra parte, el equipamiento opcional tiene en sus filas un sistema de dirección activa integral, que añade dirección a las ruedas traseras para facilitar la maniobrabilidad en ciudad; también se puede elegir el mecanismo Executive Drive Pro con regulación electromecánica de las barras estabilizadoras de las suspensiones.

Técnica del futuro

A la par del i8, este nuevo sedán de lujo ofrece el último sistema de iluminación con tecnología laser, este, además hace en equipo con el  haz de luz BMW Selective Beam con un rango de proyección de 300 a 600 metros. Como base se entregan los convencionales faros de tipo LED.

En la otra mano, la armadora de Múnich ha dotado a su nuevo sedán con el método de estacionamiento automático, cuando este se acciona – con la llave inteligente-, el coche es capaz de estacionarse por sí solo sin que el usuario esté tras el volante. Hemos de mencionarles que el vehículo tiene que estar previamente colocado en una posición cercana al lugar donde se desea estacionar.

Habitáculo de primer nivel

Mucha tecnología en favor de brindar la máxima seguridad y confort interno. Como era de esperarse, en la sexta generación del Serie 7 no faltan sistemas como el del control periférico de vigilancia Surround View, el asistente de conducción semiautomática en tráfico Driving Assistant Plus y, el ya conocido Head-Up Display de la marca alemana, mismo que proyecta información indispensable en el parabrisas con el objetivo de que el conductor ponga todos sus sentidos en la vía. Igualmente, se incluye el nuevo sistema de reconocimiento gestual, mediante el cual el coche identifica diversas órdenes de los gestos realizados por las manos del conductor.

No está demás recordarles que los materiales que se montan en este grande son de la más alta calidad, y que existen muchas atenciones hacia los afortunados ocupantes.

Confort para todos

Como ya les mencionamos, el interior no escatima en detalles de calidad. Seña de esto son los asientos, ya que cada ocupante podrá regular eléctricamente el suyo a través del Executive Lounge. Por su parte, los asientos contarán con calefacción y ventilación activa (con función de masaje para los delanteros).

Por último, esta sexta entrega también agrega tecnología al apartado de conectividad, información y entretenimiento. Se podrá hacer uso de las funciones múltiples del sistema BMW Touch Command, con pantalla táctil de 7 pulgadas colocada en el apoyabrazos central. Por cierto, si la carga de la batería de tu smathphone se termina, el Serie 7 te asiste con un innovador sistema de carga inalámbrica.