5 puntos que debes conocer para no quedarte tirado en carretera

El clima inconstante que estamos viviendo en estas épocas y las demandantes autopistas que hay en nuestro país, están produciendo un importante incremento en las descomposturas de vehículos que circulan por carretera. En resumidas cuentas, las pesadas olas de calor, en equipo con la falta de mantenimiento, son las responsables de aumentar casi un 60 por ciento las averías al viajar, es por esto que en Autología te hemos preparado un pequeño “manual” para evitar que tu coche te deje tirado cuando menos te lo esperas.

1. Vehículo hidratado

Normalmente, en estas épocas del año el clima se vuelve muy caluroso, al igual que nosotros tu vehículo necesita mantener su nivel de líquidos en estado óptimo ya que el calor provoca que estos se evaporen más rápido. Lo primero que tienes que hacer es checar los niveles de anticongelante, mantener en el punto adecuado este elemento es básico para que el motor funcione a la temperatura ideal. Asimismo, al checar tu coche calcula el tiempo de vida de tu refrigerante usado, es mejor remplazar el depósito en ciudad que en medio de alguna autopista.

De igual forma, es crucial que compruebes el nivel de aceite del motor y que estés seguro de que es el especificado por el fabricante. No está demás llevar provisiones y algún litro de aceite (también anticongelante) extra no le cae mal a nadie. En caso de tener algún tipo de problema con los niveles, recuerda rellenar con otro de igual viscosidad. En caso de no encontrarlo, rellena con alguno similar, lo importante es que no se quede “seco”.

2. Inspecciona tus frenos

Este en especial, es un punto que muchos conductores dejamos a la deriva. Debes de saber que con el tiempo el líquido de frenos pierde sus propiedades y, que el hecho de no cambiarlo en su debido tiempo hace que los frenos funcionen de manera incorrecta. Haz un chequeo breve en los fluidos del sistema de frenado, después, dependiendo del año y estado de tu vehículo evalúa con algún mecánico el estado de tus mangueras, puede suponer una mejora importante reemplazarlas. Por otro lado, te recomendamos no hacer frenadas bruscas ni manejar agresivamente, si esto sucede las pastillas se calentarán por el rozamiento y se reducirá su vida útil. ¿No queremos quedarnos sin balatas en medio de la carretera verdad?

3. Batería cargada

En cualquier estación del año, los problemas con la batería son los más frecuentes. Para que esto no te pase, y no veas pasar autos con tu cofre abierto, te recomendamos que pongas especial atención a las “señales” que da una batería cuando ya está por dejar de funcionar. Cuando tu vehículo tarda en arrancar más de lo normal o sus elementos eléctricos (luces de lectura, vidrios automáticos, seguros automáticos y hasta luces exteriores) dejan de servir al 100 por ciento prepárate poque tendrás que sustituirla en cualquier momento.

Pese a que una batería en mal estado no influirá durante la circulación del auto, si traerá problemas cuando este se apague por un lapso considerable de tiempo (dos horas).

4. Llantas a punto

Este tema, al igual que el de los frenos, es de los más difíciles de mantener. Aunque muchos usuarios checan la presión de los sus neumáticos antes de salir de viaje, no tienen el suficiente conocimiento de los parámetros a los que se tienes que calibrar. Investiga en tu manual o en los “cuadros de información” sobre el nivel de presión de tus llantas, cada vehículo dependiendo de sus características de carga tiene un nivel de libras predeterminado. El calor extremo y una baja presión hacen la combinación perfecta para sufrir una ruptura.

5. Atentos al combustible

Recomendamos cargar siempre gasolina antes de iniciar un viaje y analizar los puntos próximos de recarga, ya que es difícil estar ciertos sobre los próximas gasolineras cuando se viaja hacia algún destino nuevo. Asimismo, como método de precaución se podría llevar un galón para emergencias, en autopista se puede necesitar en cualquier momento. Importante mencionar que cuidar los consumos en carretera, además de reducir el coste del viaje, cuidar la vida del motor y ampliar la autonomía del tanque, nos aleja de algún accidente por exceder la velocidad.

Finalmente, les sugerimos que den un mantenimiento constante a todos los componentes de su automóvil, al hacer esto en su debido tiempo les aseguramos que no tendrán problemas aunque su vehículo conserve varios años de vida. Aquí pueden conocer 11 consejos que les harán tener un viaje perfecto con su familia.