5 cosas que no sabías del nuevo Audi TT 2016

La firma de Ingolstadt ya presenta en México a la tercera generación de su TT, un deportivo que desde 1998 ha trabajado para posicionarse como uno de los mejores vehículos de la casa alemana. Pese a que aún no hemos podido ponernos tras el volante de esta nueva interpretación, hemos englobado a sus cinco particularidades más interesantes para contártelas a detalle.

Cimientos de aluminio

La nueva construcción emplea aluminio en la gran mayoría de sus componentes, tanto el chasis como la carrocería han recibido componentes de este material, lo que permite ser 50 kilos más ligero que su antecesor y lograr un peso total de 1,335 Kg. Esta evolución, además de reducir masas, colabora directamente en materia de eficiencia y sobre el manejo deportivo, al ser más ligero le cuesta menos trabajo moverse y por consiguiente su impulsor trabaja con mayor soltura.

Se ha aumentado la rigidez torsional y se ha bajado el centro de gravedad. El sistema de tracción quattro se ha mejorado y el diferencial multidisco se vuelve más rápido en distribuir el torque.

Estética “retro”

Como ya se habrán dado cuenta el nuevo TT sigue manteniendo sus figuras base, aunque para esta edición, sus líneas se han revolucionado con perfiles geométricos que le confieren una figura más atlética. Asimismo, la parrilla es más grande y los grupos ópticos delanteros con tecnología LED, trabajan en equipo con el esbozo de la carrocería para acentuar el carácter “Sport”.

El nuevo TT es ahora 21 mm más corto y 10 milímetros menos ancho, pero hoy por hoy incorpora características propias de su primera generación, mismas que podemos observar en las llantas, en los tubos de escape, en el tapón de gasolina y en la figura del techo.

3 motores para México

El Audi TT se podrá comprar en nuestro país con dos impulsores y tres rangos de potencia. La versión de entrada porta un L4 turbocargado de 1.8 litros de inyección directa con 180 HP y 184 lb/pie de torque. Esta mecánica de inicio se puede acoplar a una transmisión de doble embrague S-Tronic de siete cambios, además, alcanza los primeros 100 km/h en siete segundos.

En la opción intermedia nos encontramos con un 2.0 litros turbo TFSI con un incremento de potencia de 50 caballos, esto nos da un producto de 230 caballos y 272 lb/pie que se acopla a una transmisión de doble clutch S-Tronic con seis marchas. En esta variante, ya encontramos la incorporación de tracción integral. Su aceleración es de 0 a 100 km/h en 5.3 segundos.

La mecánica más potente proviene de la variante TTS, hablamos del mismo 2.0 litros turbo de inyección directa pero con una potencia final de 285 equinos y 280 lb/pie. La transmisión para este motor es exactamente la misma que en la versión intermedia, pero particularmente logra cifras de aceleración de 4.7 segundos de 0 a 100 km/h.

El primero con Audi Virtual Cockpit

Para este año, el deportivo compacto de Audi incorpora el Audi Virtual Cockpit, que consiste en un enorme display configurable de 12.3 pulgadas en el que se muestra la información más relevante del coche: velocímetro, tacómetro, navegador y funciones de telemetría activa con indicadores deportivos.

Gracias a este innovador sistema, se ha eliminado la pantalla en el centro o parte superior del tablero, por lo que los diseñadores alemanes se han enfocado en potenciar el diseño de esa zona del habitáculo. Las salidas de aire integran controles del sistema de acondicionamiento, mientras que el MMI evoluciona con una función táctil.

Elementos de R8

Al igual que con su hermano mayor, el TT de nueva factura refleja la evolución tecnológica más reciente de la marca de los cuatro aros. En su composición encontramos un interior lleno de nuevas ciencias como el nuevo volante de la marca con mandos muy funcionales, asientos más ligeros, faros con tecnología Matrix Full LED y la suspensión Audi Magnetic Ride.

Audi TT 2.0 TFSI Sport High – $784,900 pesos
Audi TT 2.0 TFSI S Line – $829,900 pesos
Audi TT S – $974,900 pesos