5 consejos para usar el aire acondicionado de la forma adecuada

De la mano de SEAT, te traemos 5 errores al momento de usar el aire acondicionado y cómo corregirlos.

Hoy en día, las industrias invierten una gran cantidad de tiempo y dinero en el desarrollo del sistema de aire acondicionado en cada modelo; se estudia desde la geometría del conducto, las rejillas e incluso se hacen simulaciones virtuales para predecir e flujo del aire y así ajustarlo a su punto óptimo.

Al momento de prender el aire acondicionado en nuestros vehículos, tendemos a realizar ciertas acciones que pueden comprometer el funcionamiento óptimo del sistema, es por eso que SEAT nos comparte los 5 errores más comunes y cómo solucionarlos.

1. Poner el aire al máximo.

Uno de los errores más frecuentes es el poner el aire acondicionado a máximo al subirnos en un día caluroso de verano, incluso se pueden llegar a alcanzar los 60 grados centígrados al interior en ciertos casos.

Nuestro consejo es abrir puertas y ventanas para ventilar en interior por un minuto y después ya activar el aire acondicionado para disminuir de forma paulatina y natural la temperatura del interior. Una vez que la temperatura se nivele, mantener la potencia del aire a la mitad para no sufrir cambios bruscos.

2. Mantener activada la recirculación del aire.

El hecho de mantener la recirculación activada puede generar que los vidrios se empañen de manera más pronta y no permite el acceso de aire limpio al interior del habitáculo.

En este punto, te recomendamos conducir con la opción en modo automático para que el flujo de aire se autorregule, sea más homogéneo y tenga un uso eficiente.

3. No activar el clima por que hace frio afuera

Este punto depende mucho del lugar donde se viva, pero hay lugares en los que la temperatura exterior puede ser más baja que la del interior, y bajo este pretexto se omite el uso del climatizador por “no ser necesario”.

Es totalmente necesario usarlo en automático ya que así regulamos la temperatura del interior con la del exterior y no sufriremos cambios de temperatura bruscos al salir del vehículo, además, evitaremos que se empañen los cristales.

4. No dirigir de manera correcta las salidas de aire.

Sube el aire, no me llega,” es una frase escuchada de manera constante durante los días de calor del verano, sin embargo, según expertos de SEAT, no es cuestión de la temperatura, sino de la manera en la que el aire circule.

Los difusores tienen que estar enfocados hacia arriba para permitir que a circulación del aire se realice de manera constante y llegue a todos los usuarios de manera uniforme.

5. No darle mantenimiento.

Así como cualquier otro componente del vehículo, el aire acondicionado requiere de un mantenimiento constante para mantener su funcionamiento en óptimas condiciones.

Se recomienda hacer un cambio de filtros cada 20,000 kilómetros para que así no se pierda la pureza ni calidad del aire que entra a la cabina, así como la potencia.

Ahora lee: