5 autos olvidados en el tiempo

Aunque estos autos contaban con propuestas interesantes de diseño, innovaciones de materiales o nombres icónicos detrás de su desarrollo, simplemente quedaron en el olvido

Muchos de los autos en venta que llegaron a innovar en diseño, tecnología o concepto, son considerados hoy en día como clásicos invaluables que son coleccionados por los entusiastas y que además figuran un papel importante en los libros de la historia automotriz. Sin embargo, existe todo un apartado de autos que a pesar de que contaban con una gran idea, espectacular diseño o innovaciones importantes, pasaron directo a las sombras del olvido. Aquí un pequeño listado de algunos de los más interesantes.

Volvo P1900 (1956)

Antes de que el famoso Volvo P1800 cobrara vida y se convirtiera en uno de los modelos más importantes de la marca sueca, el presidente y fundador de Volvo, intentó tener un modelo deportivo, utilizando la receta encontrada en un Chevrolet Corvette.

Así nació el P1900, o mejor conocido como el Volvo Sport Cabriolet, que utilizaba una carrocería de fibra de vidrio, diseñada por un famoso constructor de embarcaciones en California.

A diferencia del deportivo americano, el P1900 utilizaba un motor de 4 cilindros en línea con 70 hp y una caja manual de 3 velocidades. Sin embargo, la poca demanda y la calidad por debajo de los estándares de la marca sueca hicieron que la producción se limitara a 68 unidades producidas, más 4 o 5 prototipos.

FIAT Dino (1967)

Si el nombre les suena conocido, sí el FIAT Dino, tenía mucho que ver con el famoso Ferrari Dino, el cual tuvo su origen, debido a que Ferrari necesitaba producir una cierta cantidad de autos de calle con tal de homologar su motor V6 para las competencias de la Formula2 y su producción no alcanzaba a generar 500 vehículos en menos de 12 meses.

Para esto, el mencionado motor fue utilizado por un nuevo modelo de FIAT, que también utilizaría el nombre inspirado en el hijo de Enzo Ferrari y para ello contaba con un convertible de 2 plazas y un Coupé 2+2, introducidos en el otoño de 1966.

Lo más curioso es que el modelo convertible, mostraba un diseño proveniente de las manos de Pininfarina, mientras que el Coupé fue diseñado por Bertone, dos casas de diseño italianas muy importantes, pero mientras el Dino de Ferrari es muy codiciado, la versión de FIAT no corrió con la misma suerte.

Lamborghini Jarama (1970)

La marca italiana fabricó este Gran Turismo, con la intención de cumplir con la demanda en suelos norteamericanos, buscando un reemplazo del Islero que fue diseñado, precisamente para ese objetivo.

El Jarama fue diseñado en Bertone, por el afamado diseñador Marcello Gandini, y recibe su nombre, como marca la tradición de la raza de toros cerca del Río Jarama en España y no del circuito de carreras con el mismo nombra.

El mencionado Gran Turismo utilizó una versión recortada del chasis del modelo Espada, con el motor de 12 cilindros de 3.9 litros y 365 hp. El Jarama formó parte de la lista de autos en venta por parte de Lamborghini, de 1970 a 1976 y se produjeron 328 unidades en total.

Ford GT70 (1970)

Después de haber triunfado en LeMans con el legendario GT40, Ford puso a su división británica a construir un modelo deportivo, diseñado específicamente para competir en el Campeonato Mundial de Rally y enfrentarse a los modelos de alta velocidad, como el Porsche 911 y el Renault Alpine.

El modelo en cuestión utilizaba una configuración de motor central y tracción trasera que utilizaba un motor a gasolina V6 de 2.6 litros, con 240 hp. Sin embargo, muchos problemas con la rigidez de la estructura, la suspensión y la habitabilidad de la cabina, hizo que no tuviera mucho éxito al participar de los eventos deportivos. Además, el motor utilizado elevaba considerablemente el centro de gravedad, lo cual comprometía el manejo deportivo.

Ante un cambio de reglas por parte del Campeonato Mundial de Rally y el nuevo desarrollo de la plataforma del Escort, que prometía más que el GT70, los ingenieros abandonaron al GT70, del que solamente se fabricaron 6 ejemplares.

Alfa Romeo 90
(1984)

El sedán mediano de Alfa Romeo para mediados de los años 80, prometía mucho en el papel con un nuevo lenguaje de diseño que fue diseñado por Bertone y hacía uso de líneas rectas y angulares mostrando un look consistente y elegante, que complementaba la mecánica interesante.

La utilización de un motor central de tracción trasera, ubicando la transmisión en el eje trasero, para mejorar la distribución de pesos, era lograda gracias a la utilización del chasis del Alfetta. Además compartían la gama de motores que contaba con bloques de 4 cilindros sencillos y V6 de 2.5 litros con hasta 154 hp y sistema de inyección eléctronica de combustible.

Lamentablemente, el interesante diseño tenía una seria desventaja en temas aerodinámicos, sobre todo con un coeficiente de arrastre mucho mayor de los esperado. Y, por si fuera poco, la calidad de ensamble y confiabilidad se encontraba por debajo de lo esperado, incluso para los estándares de Alfa Romeo de aquellos tiempos.

Ahora lee: